Novedades en Plataformas: Cine Argentino / Ficciones. Por MAXIMILIANO CURCIO

«El Monte« / Puntaje: 6 – Un padre y un hijo, aislados en un entorno campestre, intentan sobrevivir a sus propias diferencias. El drama vincular entre padre e hijo como estructura genérica evoluciona incorporando el componente fantástico: existe una extraña conexión entre el progenitor y la naturaleza que lo rodea. La llegada del muchacho a un entorno que le es ajeno sirve como disparador para una examinación del entendimiento y la ruptura que surge entre dos caracteres, desnudando fragilidades evidentes. Expectativas mutuas y diferencias insalvables que nunca acaban de saldarse describen la dinámica de la relación. El monte que da título al film se convierte en una presencia ominosa y el elemento natural gana terreno hasta erigirse como factor fundamental del relato. Hay algo más allá de lo perceptible por el intelecto humano que influye en el deterioro circundante, provocado por una especie de posesión. Sin embargo, el monte no es una entidad maligna a vencer, sino una manifestación natural imposible de ser comprendida racionalmente. Filmada en la provincia de Formosa y protagonizada por Gustavo Garzón y Juan Barberini, “El Monte” explora el comportamiento animal y salvaje que resignifica cierto sentido simbólico primordial. Y lo hace sin perder el sentido realista. Con suficiente acierto, el realizador Sebastián Caulier pone radical interés en el tratamiento del sonido: lo autóctono construye la noción de lo terrorífico.


«Vuelta al Perro» / Puntaje: 6 – El padre del autor, protagonista de la película, lleva a cabo en 2010 una obra de teatro basada en cuento de Piglia acerca de personajes que buscan un cuento de Arlt que no existe. La génesis del proyecto muta en la idea que finalmente conoceremos bajo el título de “Vuelta al Perro”. Financiada por el INCAA, estrenada tres años después del comienzo de la filmación, llevada a cabo en Salto (Provincia de Buenos Aires), la premisa de un director que vuelve a su pueblo natal coloca en pantalla imágenes nostálgicas del lugar en donde transcurrió la niñez. Ayer era una estación de tren, un río, calles de barro, puestas de sol en la plaza del pueblo, la siesta intocable. Fragmentos de tiempo vienen a la memoria. Poco queda en pie, pero la identidad se construye mirando en retroceso hacia aquellos espacios sagrados. Di Cocco, de profusa labor cinematográfica desde 1997, hurga en su propia historia personal. Una infancia transcurrida entre salas de teatro y ensayos como lugares de pertenencia se nutre del ambiente que bien sabe describir, en pos de una óptica que no es condescendiente con el arte que hacemos por placer. ¿Es puramente ficción la historia que estamos a punto de ver? Un perdedor retorna al cubículo que lo vio nacer. ¿Vuelta al perro con la cola entre las patas? Más ambición nos depara la aventura, una obra de teatro simboliza otras posibles ‘reaperturas’. El tiempo transforma las relaciones personales, contraponiendo la idea del éxito y el fracaso. La disyuntiva de quien eligió quedarse contrapone la ambición de crecer al emigrar a las grandes ciudades con el mentado regreso, cotejando la suerte de aquellos que decidieron permanecer. Saliendo de la mirada paternalista de la ciudad hacia el pueblo, “Vuelta al Perro” propone un viaje al comienzo que es, en verdad, una búsqueda a sí mismo. 


«El Lado Salvaje» / Puntaje: 5 – Rodada casi exclusivamente en exteriores, en bosques, estepas y montañas patagónicas, el nuevo film de Juan Dickinson nos ofrece una mezcla de géneros apreciable. Por un lado, desarrolla su argumento el costado intimista que refleja un drama familiar y, por otro, contraponiéndose, complementándolo, el elemento del thriller que activa la trama de modo más tradicional, e incide de modo accesorio, otorgándole fluidez y, asimismo, concientizándonos de cierta realidad social. La naturaleza guarda misterios en la austral Tierra del Fuego, y allí está el inhóspito clima, convirtiéndose en un protagonista más de la historia. Juan Dickinson, dividiéndose créditos de escritura junto a Fernando Musa, elige trabajar los recursos de modo clasicista, rodeándose de un gran elenco: Vanesa González, Osmar Nuñez, Lautaro Delgado y Jorge Sesán. Protagonistas de un film que transita atmósferas reconocibles al cine del director argentino, retrotrayéndonos a “Los Perros del Fin del Mundo”, recomendable documental estrenado en 2018. Aspecto no menor, imbrica transformaciones sociales, ocupándose en retratar la problemática de la mujer moderna. Sin embargo, peca de cierta falta de sutileza en la resolución de escenas claves.



Categorías:Rincón Cinéfilo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: