RESEÑAS DE LÁPIZ Y PAPEL: La violencia en la fantasía científica de Lugones

por JESICA SABRINA CANTO

Han surgido en la literatura, con gran adhesión de escritores y lectores, narraciones relacionadas con las pseudociencias. Utilizando diferentes recursos se cuentan historias donde se desafían los saberes de la ciencia oficial y donde la cognición es el fin máximo sin límites morales en el accionar de los personajes. En los cuentos “La fuerza Omega”, “Viola acherontia” e “Yzur” de Leopoldo Lugones, se narra una fantasía científica en la cual se presentan personajes que llegan al extremo de la utilización de la violencia para demostrar una teoría científica que ellos mismos crearon.

La fantasía científica

En los cuentos “La fuerza Omega”, “Viola acherontia” e “Yzur” de Lugones, hay una distribución clásica de los datos narrativos, primero aparece una síntesis de lo que se va a desarrollar, y uso del recurso retórico del discurso científico, narrado por partes con un lenguaje y estructura científica que están en consonancia con el contenido de la historia. Mediante estos recursos se crea la idea de fantasía científica en consonancia con los intereses de cognición y literarios de la época en que son escritos, así mismo se presentan personajes que no se sabe bien quienes son, pero, que se los muestra mediante el discurso científico que implementan.

El fervor del gusto por la literatura científica en la época de Lugones, puede pensarse como reflejado en estos tres cuentos del autor, donde las acciones realizadas por los personajes sobrepasan lo moderado en su afán por conseguir su objetivo. Salto cita a Oyuela quien dice que “es indudable que en Buenos Aires se va despertando el sentimiento científico con una rapidez extraordinaria (…) podemos decir, sin temor de ser exagerados, que el gusto científico se desarrolla aquí inmoderadamente” (Salto, 1995, p. 358).

En “Viola acherontia”, el personaje desea crear una violeta venenosa mediante sugestión negativa, llegando al extremo de torturar niños frente a la flor. En “Yzur”, el protagonista está empeñado en demostrar que los chimpancés pueden aprender a hablar y para ello utiliza la violencia contra el animal. En “La fuerza Omega”, el personaje crea una maquina que descompone toda sustancia en partícula, presentando el cuento el final de que el hombre fue víctima de su invento, el que lo llevó a la muerte. Como se ve en estos casos la violencia se aplica de manera física sin limitaciones morales y de forma extrema en pos de un objetivo “científico”.

Es posible plantear, luego de lo aquí expuesto, que hay una apuesta estética de la violencia que hace Lugones en sus cuentos, no solo como medio de los personajes para alcanzar su objetivo, sino también como un modo de resaltar el impacto de la fantasía científica en la literatura y sociedad de la época, reflejado en el impacto que produce esa violencia en el lector. Quereilhac cita a Horacio Quiroga quien plantea que “Lugones hace derivar la experimentación científico-ocultista en un desgarrador resultado de sufrimiento y tortura (…). Lugones imagina una experimentación científico-ocultista puesta al servicio de una obra estética, en búsqueda de una siniestra y real flor del mal” (Quereilhac, 2016, p. 220). Y a su vez dice “Lugones introducía en sus argumentos cientificistas motivos vinculados al arte o estatizaba la experiencia de lo siniestro” (Quereilhac, 2016, p. 219).

La adaptación forzada

En estos cuentos de Lugones aparece el deseo de los personajes de alterar el orden dado de las cosas. No solo pretenden demostrar una teoría, sino que para hacerlo buscan modificar la esencia de las cosas. Esto es, en “Ysur” se busca que el mono hable, en “Viola acherontia” que un violeta produzca veneno, y en “La fuerza Omega” modificar la materia para entrar en contacto con esa fuerza “descubierta”.

Salto cita a Vezzetti quien plantea la “doble incorporación textual del darwinismo: es posible rastrear extensamente en las producciones científicas y literarias argentinas, del 80 al Centenario, la marca de las tesis de un darwinismo vulgarizado: enfoque genético, atención a la herencia, lucha por la vida y selección natural” (Salto, 1995, p. 356). Lo aquí citado se puede pensar con la idea planteada en el párrafo anterior de realizar un cambio en la esencia de lo viviente de una forma no natural, que podríamos decir forzada por medio del castigo físico en “Ysur” y de la sugestión negativa en “Viola acherontia”, lo cual puede considerarse una forma de violencia y una rotura de los límites establecidos del orden de las cosas.

En relación a “Yzur”, Quereilhac sintetiza los hechos diciendo que “cuando el narrador, tras años de intentar hacer hablar a su chimpancé, cae en la cuenta de que este lo hace a escondidas y que su mutismo es producto de una decisión, lo castiga con crueldad” (Quereilhac, 2016, p. 225). Y con respecto a “Viola acherontia”, dice “en lugar de tornarse venenosas las violetas incorporan por “sugestión” el llanto de quienes fueron torturados frente a ellas, de modo que el resultado es más siniestro que el de unas flores asesinas” (Quereilhac, 2016, p. 220). Sobre “La fuerza Omega”, plantea que “El desenlace violento no se hace esperar” (Quereilhac, 2016, p. 219). “La muerte llega al experimentador cuando apunta el aparato hacia su propia cabeza y la “fuerza Omega” desintegra por completo su masa cerebral, esparciendo sus restos por la pared. A su vez, este desenlace parece cumplir la función tan necesaria en la fantasía científica de entre siglos de legitimar, con pura empírea, la cabal existencia de esa fuerza” (Quereilhac, 2016, p. 217).

Ausencia de límites morales en pos de un objetivo

En estos cuentos de Lugones, se puede ver que los personajes tienen un propósito definido, una teoría de la ciencia que necesita verificarse, por lo cual insisten en ello por años con meticulosidad y llegan incluso a la implementación de la violencia. En cada caso la forma que toma esa violencia es diferente: en “Yzur” es hacia un animal en pos del aprendizaje, en “Viola acherontia” es en la sugestión negativa a una planta en pos de que genere una modificación en su esencia que incluye la tortura de niños, y en “La fuerza Omega” es en el empeño por la transformación de la materia y la puesta en riesgo de la propia vida en pos de entrar en contacto con una fuerza superior. En los tres casos los límites morales aparecen por completo desdibujados. Quereilhc cita a Bercia quien dice que “en todos los casos, las situaciones de los cuentos se dan a partir de la violación de un límite, de la alteración de un orden, de la ruptura de un equilibrio u orden de cosas” (Quereilhac, 2016, p. 206). Con respecto a “Viola acherontia”, Quereilhac dice del personaje que “los fines que emplea para crear su violeta venenosa tampoco responden a reparos morales” (Quereilhac, 2016, p. 220).

Se puede pensar que, en estos cuentos, las teorías que están tratando demostrar los personajes son de un orden superior y revisten mayor importancia que incluso la vida de los animales o seres humanos y por tanto están exentas de limitaciones. En relación a esto Quereilhac plantea que “uno de los objetivos centrales de las narraciones de Lugones: poner al mundo de lo oculto muy por encima, en intensidad y poder, de las realidades mundanas y terrenales con las que lidia la ciencia positiva” (Quereilhac, 2016, p. 207).

Los personajes de estos cuentos no solo son conocedores del campo en el cual experimentan, lo cual se puede ver mediante el uso del lenguaje científico, sino que se presentan además como sujetos con un alto grado de atrevimiento al realizar estas experimentaciones de forma autodidacta y domiciliaria, implementando los medios que creen necesarios sin sentir que deben someterse a restricciones de ninguna índole en ese proceso. Con respecto a los personajes de Lugones, Quereilhac plantea que son “sujetos claramente bifrontes, dominan la física, la biología y la química modernas, y al mismo tiempo poseen la osadía experimental de los ocultistas, esa elite de conocimiento futuro para la teosofía” (Quereilhac, 2016, p. 209).

Incluso se puede decir que los métodos de estos experimentos sobrepasan las limitaciones morales al ponerse en juego la tortura y la muerte. Quereilhac plantea que en la literatura de Lugones hay una irrupción de lo ominoso y lo criminal en el experimento (Quereilhac, 2016, p. 216). Terminan generando la sensación de la presencia de lo siniestro.

Conclusión

Como se ha visto, en los cuentos “La fuerza Omega”, “Viola acherontia” e “Yzur” de Leopoldo Lugones, reviste mayor importancia el fin a alcanzar, es decir, la teoría científica que el personaje quiere demostrar, que las limitaciones morales e incluso el reparo ante las posibles consecuencias negativas de esos actos violentos. Así mismo, queda abierto el interrogante de si estos personajes realizan sus investigaciones en pos de la cognición como recurso para hacer un aporte a la sociedad, o están tan ensimismados en su capacidad de demostrar la teoría creada por ellos que su motivación termina estando marcada por un deseo egocéntrico. Esto es algo que cabe preguntarse luego del desarrollo acá realizado.

Bibliografía:

  • Salto, Graciela, “Estrategias de incorporación de los saberes emergentes en la Argentina de fines del siglo XIX”, en Revista Interamericana de Bibliografía, vol. XLV, 1995, nº 3, pp. 355-380.
  • Lugones, Leopoldo, “Viola acherontia”, “La fuerza omega”, “Yzur” en Las fuerzas extrañas, Buenos Aires, Arnoldo Moen y Fernando editores, 1906.
  • Quereilhac, Soledad, “Sombras teosóficas en los relatos de Leopoldo Lugones”, en Cuando la ciencia despertaba fantasías. Prensa, literatura y ocultismo en la Argentina de entre siglos, Buenos Aires, Siglo XXI ed., 2016


Categorías:Reseñas de Lápiz y Papel

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: