ESPECIAL: «Grace and Frankie». Por Maximiliano Curcio

Marta Kauffman (co-creadora de “Friends”), divide créditos de escritura junto a Howard J. Morris, Nancy Fichman y Jennifer Hoppe, concibiendo la primera de seis temporadas de esta serie veces nominada a los Premios Emmy y Golden Globes. El tono de comedia es el elegido para reflexionar, sin solemnidad alguna, acerca de temáticas como el amor, la soledad y el sexo en la vejez. “Grace and Frankie” nos cuenta la historia de dos antiguas amigas que ven sus respectivas dar un brusco giro cuando sus maridos les revelan que mantienen una relación homosexual hace veinte años. El acto de sincericidio no trae alivio; el cismo provocado es de libro Guinness. De allí en más, el inusual vínculo que ambas mujeres establecerán y los prejuicios que deberán sortear, las llevará a descubrir un nuevo significado de aquello que llamamos familia estable….y bienestar construido. La inquietud impacta con una contundencia incontrastable: <<¿y ahora qué del futuro?>> La diversión se avizora como la fórmula infalible de este pilar de Netflix durante el último lustro, a la hora de despojarnos de estigmas con fecha de caducidad, en tiempos de mayor apertura, inclusión y tolerancia. Nunca es demasiado tarde para redescubrirse…

«Cuando te fuiste, pensé que mi vida había terminado. No puedo dormir en esa gran jodida cama sin él. Pero lo hice. Y ahora me encanta tener esa cama para mí solo, es fantástico, duermo en¡una X gigante! ¿Sabes lo que esto significa? Estoy bien, y voy a estar bien. Felicítame «. – Frankie Bergstein

Un cuarteto de añejas estrellas cinematográficas, conformado por las divas Jane Fonda y Lily Tomlin y los legendarios Martin Sheen y Sam Waterston desembarca en el formato televisivo y el resultado es de absoluto deleite. Allí vemos a Jane Fonda, radiante como de costumbre. La mítica ‘Hanoi Jane’, luciendo sus impecables setenta y siete años de edad, al momento de rodada la primera temporada. Esta activista política, precursora del feminismo y libre pensante que irrumpió en el cine hollywoodense de fines de los años ’60, como una sexy e inteligente intérprete capaz de deleitarnos con roles tan disímiles. Su cómplice en la ficción es la exquisita comediante Lily Tomlin, cuyos primeros pasos artísticos la encontraron transitando los circuitos off en la noche neoyorkina. Entre mediados de la década del ’60 e inicios de la siguiente, comenzaría a dejar su indeleble marca en la TV y en el cine. La dupla de actrices volvería a reunirse en el film “Moving On”, dirigido por Paul Weitz; la química entre ambas ha sido evidente en la presente serie. Miradas conservadoras, abstenerse.



Categorías:La Pantalla Seriada

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: