POESÍAS AL MARGEN – POESÍA IDA. Por Washington Daniel Gorosito Pérez

                                          

                                                                       No todos los poemas están escritos

                                                                       para que se entiendan.

                                                                                                                   Ida Vitale

                          Chamuyas de poesía con la luna del Sur,

                          mientras te acaricia una suave brisa celeste,

                          que viene anunciando el nuevo amanecer.

                          Se han consumido las velas,

                          y en tú entorno flotan palabras sueltas

                          rodeadas de silencio.

                          Como un rítmico carrusel

                          girarán y caerán en tú regazo,

                          y con tú pluma horadaras la piedra

                          como el agua

                          y harás un poema pétreo.

                          Islote, sutil, sensual.

                          Un poema indefinible,

                          inerme, inabarcable,

                          que conmueve, hace temblar,

                          quiebra soledades y da esperanza.

                           Mientras, crepita la marea

                           en la Rambla de  Montevideo,   

                           el Río de la Plata  te trae aromas              

                           de lejanas tierras aztecas,

                           que flotan en el último hálito

                           del exilio.

                           Poesía marcada por la distancia,

                           tus letras parpadean perturbadas

                          mientras las nubes danzan suavemente.

                           Hay niebla en los ojos,

                           brumas de nostalgia,

                           el poema Ida

                           como una quilla

                           hiende el mar

                           y se pregunta:

                           ¿A cuántos versos de distancia estoy?



Categorías:Poesías al Margen

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: