CONVERSACIONES SIETE ARTES: Maximiliano Curcio presenta “100 DIRECTORES DE CINE” en Letras Encadenadas (Radio Sapiens/Getafe)

Transcripción de la entrevista radial emitida el día 12.10.21

LETRAS ENCADENADAS es un programa creado, producido y conducido por MIGUEL ÁNGEL CÁCERES GARCÍA

1º.- ¿Cuál ha sido tu evolución creativo- literaria de un tiempo hasta ahora?

Muy productiva, muy fértil, afortunadamente. En el último año he presentado cuatro libros, el más inmediato SENTIDOS REVELADOS, un largo y laberíntico ensayo sobre crítica de arte, acerca del cual conversáramos en este mismo espacio, hace algunos meses. Disfrutando del tiempo y de la libertad de mi oficio para seguir escribiendo y produciendo obra. Es interesante que utilices la palabra evolución. Intento llevar mi escritura hacia otros terrenos. Probarme a mí mismo que puedo recurrir a otros métodos, a otras formas. Me gusta indagar en lo que tengo por comunicar. Durante el último año pandémico escribí un libro de prosa poética, aún inédito y que tú, Miguel, has gentilmente prologado. Son relatos emotivos de cada jornada. Episodios, instantes. Fue algo francamente revelador, terapéutico. Mientras tanto, sigo generando contenidos radiales y literarios. Me encuentro muy a gusto hablando acerca de todo el arte que me inspira en la revista Siete Artes, medio digital que dirijo hace tres años. Así paso mis días, sin más remedio que seguir pensando en un próximo libro a escribir.


  
2º.- ¿De qué trata en síntesis tu excelente y maravilloso ensayo cinematográfico “100 DIRECTORES DE CINE”? ¿”ESTUDIO CRÍTICO DEL LENGUAJE”?

Intento rescatar el legado de cien directores imprescindibles que resguardan en sus obras una mirada comprometida con el mundo que los rodea. Y que, además, constituyen hitos insoslayables de la industria y el arte cinematográfico.  Me coloco como crítico en el lugar de puente facilitador para acercar a estos artistas al lector, a través de concepciones estéticas y marcos intelectuales que guíen la comprensión. En este recorte teórico intento comprobar como el cine testimonia la realidad de la que forma parte. Es un libro pensado para amantes del cine, para estudiantes o profesionales del medio. Es mi propia tesis como crítico.

3º.- ¿Cómo surgió el mismo?

Como un llamado de las musas, como ocurre siempre. Intenté duplicar la idea de mi anterior incursión literaria en la obra de grandes directores (el libro GRANDES AUTORES DE LA HISTORIA, perteneciente a la colección antológica THE END). En aquel momento fueron sesenta autores elegidos, aquí hay cien nuevos nombres. Escribí este libro en los primeros meses del pasado año. Intenté abarcar la mayor cantidad de cinematografías, estilos, épocas y corrientes posibles. Es un interesante mosaico. Intenté sintetizar cada obra captando elementos de la técnica y la estética de cada director y ejemplificando su uso en determinadas películas. Subjetiva, como toda lista que deja afuera a nombres igualmente pertinentes. Pero creo que cada uno de los elegidos aporta su esencia al desarrollo y la evolución del cine como arte en su siglo de vida. En algunos directores me detengo a estudiar el uso que hacen de la cámara o del aspecto narrativo, en otros como trabajan la puesta en escena, la música o la fotografía. Ha sido un gran desafío lograr síntesis y poder didáctico.

4º.- ¿Qué es para ti la cinefilia?

El amor por el cine, tal y como su palabra lo indica. Un lazo afectivo al que no renunciamos. El cual revive cada que vez que cumplimos con el ritual de sentarnos en una sala a oscuras, a ver un film. Es amar a esas películas que nos llevan a determinado momento de nuestras vidas. Amar a esos actores bajo cuya piel quisiéramos estar. A aquellos directores que nos han maravillado con su forma de concebir el mundo. El cine nos permite ese tipo de vivencias maravillosas. Es la usina inagotable de fantasías. Mientras la fascinación no agote nunca su magia seguiremos intentando poner en palabras semejante nivel de amor y compromiso.

5º.- ¿El espíritu, el poder de síntesis que tiene el cine sobre ideas vivas, preexistentes no lo tiene ninguna otra manifestación artística?

Difícil contestar esa pregunta y a veces las comparaciones no son justas. El cine es un arte extremadamente joven si lo comparamos con otras expresiones como la pintura, el teatro o la literatura. Su exiguo recorrido de apenas ciento veinticinco años nos lleva a pensar que la distancia que otorga el tiempo será una sabía medida a la hora de juzgar como el cine se pronuncia sobre las coordenadas históricas en las que estamos situados. Tiene cierto poder de síntesis, observo, en la capacidad de captar el espíritu de su tiempo y testimoniar, en dos horas de metraje de un film, cuestiones que atañen a la condición humana con un alto poder metafórico y simbólico. Posee el valor de lo instantáneo para reflexionar acerca de determinado paradigma (pensemos en algunos eventos que cambiaron el transcurso del mundo durante el siglo XX y como el cine se pronunció de modo inmediato) y la riqueza conceptual como para despertar cada uno de nuestros sentidos.

6º.- ¿El western es un género muy genuinamente americano?

El western es un género americano clásico a través del que hemos podido disfrutar de historias situadas en el Oeste Norteamericano del siglo XIX. Es innegable el encanto cinematográfico que produce este tipo de films, dejando ver todo tipo de connotaciones humanas, sociales y políticas de la época, que también se resignifican como valores atemporales. Como género clásico del sistema de estudios americano, ejemplifica los basamentos morales de la sociedad de aquel tiempo y es el género que probablemente mejor defina a la industria cinematográfica de Estados Unidos y también al american way of life.

7º.- ¿Por qué a Charles Chaplin no le agradaba en absoluto el cine sonoro?

No es que no le agradara, es que más bien no supo adaptarse. Intentando sortear dificultades estilísticas en las postrimerías del cine mudo, el nuevo formato del medio cinematográfico significó el final de la vertiente más visual de la comedia. Sin embargo, Chaplin se reinventaría concibiendo un puñado de obras maestras: “Luces de Ciudad” (1931), “Tiempos Modernos” (1936), “El Gran Dictador” (1941) y “Monsieur Verdoux” (1947). Es oportuno mencionar que, no obstante su inagotable creatividad, no fue sencilla la adaptación de Chaplin al nuevo y transformado séptimo arte. Una coyuntura que tampoco resultó ajena para muchos de sus contemporáneos.

8º.- ¿Existe un Olimpo de directores, que son “autores cinematográficos”? ¿A tu juicio quiénes estarían en él?

Según la teoría de autor, son aquellos directores capaces de verter una mirada del mundo coherente y consecuente a lo largo de todo la obra. Es como si uno observara, película a película, eslabones que conforman una gran cadena de obsesiones, miedos, influencias, inquietudes. Es una mirada del mundo profunda, con ciertas temáticas en común y donde el estilo respeta a la ideología. Es decir, el contenido se amolda a la forma. Y esos principios respetados a rajatabla son de elogiar por parte de la corriente crítica. Decían los precursores de dicha teoría (la escuela cahierista, en Francia) que un autor debía filmar con su cámara como un escritor dibujaba con su pluma trazos. Es esa marca singular. A mi juicio, es un olimpo muy concurrido. Pero me quedo con Hitchcock, Welles, Chabrol, Eastwood, Almodóvar, Kubrick, Scorsese, Polanski, Fellini, Kurosawa, Ford, Truffaut, Godard.

9º.- ¿Los personajes de Vittorio de Sica establecen entre sí lazos afectivos debido a las dificultades cotidianas que en sus vidas aparecen?

Absolutamente sí. No solo entre sí, sino también con el público. Y aquí radica el sentido de un movimiento como el neorrealismo. El publico acudía a las salas a identificarse con aquella historia cotidiana. No había héroes individuales, sino retratos anónimos de gente común. El lazo afectivo lo daba la conexión moral, espiritual. El mismo uso de actore no profesionales favorecía esa apertura. Eran historias de lucha, supervivencia, camaradería, solidaridad. De manera que las buenas intenciones sorteaban toda dificultad circundante.

10º.- ¿Una de las características del cine de John Houston es tratar que nada sea demasiado cruel?

Puede que uno observe título del cine negro de la más pura cepa, como EL HALCÓN MALTES o LA JUNGLA DE ASFALTO y solo pueda ver mundos oscuros, profanos, corrompidos. Lo interesante en Huston, más allá del aspecto intimidatorio, es que ha sabido insuflar a sus mundos de comicidad y sarcasmo. A veces, lo patético puede describir a lo atemorizante, como en su penúltima película, EL HONOR DE LOS PRIZZI. A veces, la condición humana se hace de absurdos. Huston no teme burlarse de los códigos morales que rigen a sus criaturas.

11º.- ¿De dónde se alimenta el cine de Woody Allen?

Principalmente de sus neurosis, fobias, histerias y obsesiones, esas que nos enternecerán siempre y generarán empatía. Se alimenta de su amada ciudad de New York, urbe que supo radiografiar como nadie, con perdón de Spike Lee. Se alimenta del jazz, del cine de autor de la Nouvelle Vague. Del existencialismo de Bergman, de la condición moral de Dostoievski, de la teoría freudiana y de sus musas, principalmente Diane Keaton y Mía Farrow.

12º.- ¿Las abstracciones universales se reflejan en los protagonistas de Ida Lupino?

Hay cineastas que tienen el don de reflexionar con profundidad y atemporalidad acerca de la condición humana. El de Lupino es un talento subestimado. Si hoy viviera, sería una de las grandes cineastas de su tiempo. El cine de Lupino es un cine verista y rescata lo atávico de la humanidad: unos personajes cotidianos con problemáticas verosímiles y reconocibles no envejecerán jamás. Lo abstracto es universal y pertinente hace cien años o ahora mismo. Y Lupino lo llevó a su terreno de interés: temáticas de reivindicación feminista.

13º.- ¿Jane Campion trata de que comprendamos la soledad que embarga a sus intérpretes?

Podemos tomar sus films más preponderantes, como LA LECCIÓN DE PIANO, RETRATO DE UNA DAMA o EN CARNE VIVA. La distancia emotiva con la que nos muestra la realidad de sus personajes, respecto del entorno, nos lleva a comprender aquella impresión de soledad. También está el artilugio para mostrarlo y eso es muy inteligente de su parte: la sensación de cautiverio nos traslada a lugares de emociones aprisionadas. Ese apego emocional nos hace palpar su soledad.

14º.- ¿La memoria es el mejor pilar para edificar la realidad a la que pertenece?

La memoria a veces nos juega malas pasadas, como dice un ícono de nuestro rock, aquí en Argentina, los recuerdos mienten un poco. Podemos confundir el título de algún film. Olvidar el crédito de tal o cual actor en determinada película. Pero, sin embargo, hay escenas que permanecen por siempre. La memoria emotiva se edifica de esos instantes hechos de celuloide que trazan puntos de conexión muy fuertes con nuestra historia de vida. Ese Rosebud o esa magdalena proustiana. El cine mismo, a la vez, atesora en su memoria el tránsito del hombre de su tiempo, es un magnífico testimonio. En la memoria también permanecen nuestros sueños. Y vaya si los laberínticos oníricos no representan las ficciones mismas. La memoria sabe guardar aquello que vale la pena.

15º.- ¿Tu venidera creación literaria cambiará el rumbo hasta ahora seguido por ti?

De momento me encuentro a punto de estrenar mi primer libro de fotografías. Un catálogo curado con más de 250 fotos que tomara a lo largo de los últimos diez años de mi vida. Se podría decir que es un camino creativo inexplorado, en cuanto a publicar material al respecto. Me tiene sumamente entusiasmado. En lo que respecta a lo estrictamente literario, continúo abordando la faceta ensayística que tan cómodo me sienta y los mundos del cine. Sentí que me debía escribir un libro acerca de las grandes estrellas que me maravillaron desde pequeño. Y escribí dos libros, investigando la historia de vida y obra de seiscientas estrellas de todos los tiempos y latitudes. Así es como nació el díptico GRANDES ESTRELLAS DE CINE que verá la luz en enero próximo. En estos meses me encuentro en plena etapa de corrección y diseño para la versión final de ambos libros. Concretarlos ha sido un viaje emotivo sumamente conmovedor. Espero poder seguir emprendiendo nuevas aventuras con la escritura, si la suerte y la inspiración me sigue acompañando.



Categorías:Conversaciones Siete Artes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: