RESEÑAS DE LÁPIZ Y PAPEL: “LA DAMA DE LA CASA DEL AMOR”. Por JESICA SABRINA CANTO

Pervertir los relatos infantiles

Muchas son las reversiones que se han hecho de los clásicos infantiles, en algunos casos con referencias claras y directas y en otros donde hay que evaluar la obra en más detalle para notarlo.

“La dama de la casa del amor”, de Ángela Carter, se puede tomar como una versión para adultos de la historia de “La bella durmiente”, ya que el personaje femenino esta a la espera del beso que la salve. A su vez esta obra también guarda relación con “Drácula”, de Bram Stoker, y con la figura de Elizabeth Barthory.

La historia transcurre en Rumania, en un pueblo donde habitan las sombras, las almas en pena y los fantasmas, en un castillo donde reside una doncella. Ella es la muerte, no es humana, es un vampiro. Se impone dentro de aquel lugar la presencia e instigación de los antepasados mediante sus retratos. Ella, sola allí, salvo por la presencia de su sirvienta, juega con las cartas del Tarot todo el tiempo en una metáfora sobre la espera de un cambio en el destino.

En contraposición a la atmósfera medieval del pueblo y del castillo, se presenta la figura de un joven soldado que va de viaje allí, movilizándose en bicicleta, apartándose del humo de los vehículos y otros elementos modernos, haciendo saber al lector que la historia transcurre en el presente (S. XIX). Él, virgen y héroe, inmune a las sombras, es como el niño del cuento de hadas, no puede sentir terror.

Las descripciones y los hechos están enmarcados en la corriente de literatura gótica, generando una atmosfera lúgubre que anuncia un mal augurio. La sexualidad se muestra como una trampa peligrosa, que hace que el lector esté a la expectativa del desenlace.

Lo que ocurre es lo siguiente: Resulta ser que la doncella del castillo, tiene la costumbre de alimentarse de los hombres extranjeros que ocasionalmente llegan al lugar. Al ir a beber a la fuente, en el centro del pueblo, la sirvienta vieja de ella los conduce al castillo, donde la doncella los mata en la alcoba luego de cenar. Pero lo que ocurre con este joven hombre, que se ha aproximado allí de excursión en bicicleta, es algo diferente. Cuando suben a la alcoba, ella se hace un corte en el dedo y él lo sorbe, como se suele hacer normalmente para frenar el sangrado. A la mañana siguiente él despierta y las cortinas están abiertas entrando el sol. Ella está muerta, apoyada en una mesa como humana, luego él vuelve a sus tierras y se embarcar en una nueva misión militar.

Vemos entonces en el final, que el soldado ha salvado a la doncella, aunque opuestamente a la historia original, la salvación consiste en la muerte de su vida como ser de la noche.

A pesar de que aquí he contado toda la historia, considero interesante leer este relato, si no se lo ha hecho aún, apreciando sus sutiles guiños referenciales y el trabajo detallado con el género gótico.



Categorías:Reseñas de Lápiz y Papel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: