Crónicas de un Melómano: “El Compact Disc”. Por CARLOS AVALLE

Hacia finales de la década del ´80, llegaron a nuestro país los primeros discos compactos musicales, los trajo el sello discográfico por entonces llamado CBS. Fueron los primeros arribos de un sistema para escuchar música que se haría popular rápidamente en todo el planeta. Dado que por esos tiempos trabajaba como representante comercial en una distribuidora de discos de vinilo y casetes, tuve la oportunidad de ofrecer las primeras unidades llegadas a Buenos Aires a mis clientes.

Un dato curioso es que los aparatos reproductores de este nuevo soporte musical aún no habían llegado a los comercios, eran poquísimas las personas que lo habían traído al país para uso personal. Esto obviamente me dificultaba la venta de los CDs, ya que los comerciantes, aún aferrados a los vinilos, aducían dificultades para hacerlos llegar a sus clientes habituales.

A pesar de este inconveniente, y con una ardua tarea de convencimiento, logré vender las primeras unidades en algunas disquerías.

Por supuesto que los inconvenientes comenzaron a llegar.

Un día, al realizar una de mis periódicas visitas a los clientes sucedió algo que hoy, pasado el tiempo, me resulta muy simpático (no fue así en ese momento).

Resulta ser que dicha persona, que tenía una de sus disquerías sobre la calle peatonal Lavalle, me increpa airadamente diciéndome que todos los compact disc que le había vendido estaban fallados, que ninguno reproducía música. Obviamente ya han de imaginar ese momento! Una situación realmente desagradable. Después de varios minutos tratando de calmarlo, de explicarle que eso no podía ser, que eran productos nuevos ya probados en su lugar de origen, que venían cerrados herméticamente, etc…etc…., se me ocurrió pedirle a este disquero que probara el CD en mi presencia, que yo quería comprobar lo que él me reclamaba.

Y aquí arribó la sorpresa. Este buen hombre colocaba los discos compactos en su bandeja giradiscos de vinilo. Por supuesto que ustedes ya entenderán el ruido que hacía la púa al apoyarla sobre el CD. Imposible poder escucharlos de ese modo!!!

Me resultó una tarea bastante complicada convencerlo sobre este asunto tan particular.

 A pesar de todo, después de algún tiempo, terminó siendo uno de mis mejores clientes.



Categorías:Crónicas de un Melómano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: