EL CHIFLA`O -en 50 sonetitos- (Primera Parte). Por MARTIN AVALOS

PRÓLOGO                                                                                     

     La presente no es otra cosa que la historia de mi vida.

-¿La biografía?

Tal vez. Al menos de un segmento de mi vagabunda existencia.

     Consta de tres partes a tener en cuenta, el librito, no mi millonésima repartida realidad.

     La primera es del soneto N* 1 al  N* 21  donde relato, a mi manera, las vivencias de un dolido en la ciudad.  La segunda es del  N* 22  al N* 36 donde expreso, a mi manera, los sentimientos de un dolido en el interior de la provincia.  La tercera y última parte, del N* 37 al 50, las falencias de un dolido retornado a la ciudad.

     Los “sonetitos” fueron escritos, como suele ocurrir, para matar el tiempo y así deben ser leídos.

     Los sonetos originalmente son estructuras poéticas de catorce versos de once sílabas -endecasílabos- en su formato clásico, conformado con dos cuartetos de versos y dos tercetos por lo general, aunque los hay de tres cuartetos y un pareado -dos líneas- al finalizar. Los motivos que los inspiran pueden ser los más diversos del alma y la mente humana.

     Los sonetitos  aquí presentes tienen los pares de cuartetos y tercetos, pero la composición de sílabas de cada uno de sus versos varía; si bien son mayoritariamente menor a las once sílabas tradicionales en los sonetos, también los hay extremadamente cortos: bisílabos.

     El lenguaje del Cordobés, donde fueron paridos estos poemas, se  nos figura de constante influencia, creación y, sobretodo, recreación. Parte de ello se debe a su figura de Córdoba terminal, Pluri Córdoba, donde desde tiempos Incaicos estas pampas y estas sierras fueron y son motivos de llegadas. El Pampero y las Sudestadas corren libre por las llanuras, de allí que seamos conferencistas, y choca y se despeña contra la sierra, de allí que desbarranquemos estrepitosamente en el vocabulario con nuestros finales cortos –sobre todo en el humor- Las mitas de la Colonia y el comercio de esclavos (y sus instrumentos de disciplinamiento y tormentos) nos otorga cierto desarraigo y rebeldía. Por todo esto podemos afirmar que los sonetitos pueden ser una recreación netamente cordobesa.

     Para terminar faltaría agregar que mientras se escribe La Biblia de los Desvalidos esto puede servir de consuelo.

El Chifla`o -en 50 sonetitos- (1ra parte)

-De cómo El Chifla`o quiere hacer filosofía, y no le sale-

1

Que soy chiflao

que no lo sé

no me importa

qué joder.

Si tengo todo

o tengo nada

poco convida

a esta vida jodida.

No lo sé

o sabiéndolo

no soy atrasao.

Soy un ser

o tal vez no

me dicen el chiflao.

2

Voy aquí

voy allá

vivo medio

de prestao.

Sin un cobre

tipo pobre

sueño despertar

envenenao.

No me joden

saben bien

no ‘toy  pa’ eso.

Cuando me acodo

sueño que soy

más que esto

3

Siempre al garete

me veo pasar

no tiene gollete

ya ni sé cavilar.

Solo con mi alma

en compañía ‘e la mente

con el cuerpo

camino a la muerte.

Giro al principio

muerto por vivo

no lo sé.

Si alguien lo sabe

por favor

venga a decirlo.

4

De chiquito

me acunaron

en un sinónimo

de pobreza.

Ya de grande

me anocheció el alma

un amor

una yerra.

¡Pero cómo lloro!

cuando veo al niño

en el tobogán.

Ya no ‘toy  pa’ eso

aunque sé muy bien

que a él soy igual.

5

Que soy impío

que soy un tierno

no se ponen de acuerdo

mis compañeros.

Perjuran amistad

y son capaz

de cualquier cosa

compañeros filicidas.

Soy perspicaz

no me jodan

mentes homicidas.

Vayan pa’ atrás

y sigan con sus espinas

vida tilinga.

6

De temprano asomo

mi cabeza al mundo

después de ver decadencia

sólo la hundo.

Me tuerce el talante

ver el consumo

la gente enloquece

la ciega el producto.

Mientras sé que aún hay

unos cuantos Guaraníes

y otro par de Tehuelches

Comparto con Yupanqui

la idea que estos hermanos

no están al cuete.

7

No me olvido

que hay otros hermanos

disculpen mi memoria frágil

de ser humano.

Que con tantas

cosas en la cabeza

y con esta cultura

tan despareja.

Se me pasan por alto

algunas cosas

de la vida.

Pero no me olvido

que al costado del dolor

hay alegría.

8

Cómo cambian las cosas

pensar que hace poco

era tan sólo un niño

de pantalones cortos.

Y si bien aún soy niño

y tengo los lompas cortos

no sé por qué siento

que soy realmente otro.

Ay, si yo pudiera

ay, si yo tuviera

un poco de fe.

Estoy seguro que serían

las cosa ahora

como alguna vez fue.   

9

No crean señores

que todo es TV

hay muchas cosas

que no se ven.

Tirao en la cama

suelo suponer

que todo es un sueño

que mis ojos ven.

Pero ¡ay! cuando despierto

y me topo con la verdad

veo que no es un sueño.

Salgo a la calle

miro al vecindario y grito

¡Vade Retro!

10

Cuando no encuentro

durante algún tiempo

lo que busco con anhelo

me pongo cabrero.

Porque no entiendo

que si realmente

lo quiero conmigo

sin él igual sigo.

Sigo, sí, pero piantao

porque busco y no encuentro

a un ser amao.

Y cruza al frente

si me ves medio chiflao

no ti’aga el erue

11

Tanta vida

me causa úlcera

busco paz

con inagotable usura.

“Pides pan

no te dan

pides queso

te dan un hueso”.

Basta de roer

basta de mendigar

no más agonía.

Quiero el pan

quiero el queso

la quiero viva.

12

Aunque no parezca

soy un gran escritor

cómo no se da cuenta

señor editor.

Escribo con el alma

no soy siniestro

no oculto nada

soy sincero.

No me lavo las manos

en lo que digo

porque así pienso.

No me hecho pa’tras

en lo que escribo

porque así es como siento.

13

Una vez tuve

un amor y un amigo

y cosa rara

ahora muero en el olvido.

También tuve

una casa y un perro

el bicho se murió

y me echó el dueño.

Actualmente vivo

sin rumbo fijo

en un total desvío.

Vago y divago

en total delirio

sin hallar mi sitio.

14

Trabajo no me dan

será por la pinta

y es feo ser

un desocupao de la vida.

No tengo profesión

ni oficio

no tengo nada

chiflao desvalido.

Ya ni imploro socorro

y tengo un vicio

el de un mudo griterío.

No creo en Dios

ni en el Demonio

ni siquiera en mí mismo.

15

La ciudad me pudre

detesto la urbe

me dicen extraterrestre

ignorantes, es agreste.

Me siento enfermo

me siento acabao

me mata la gente

la gente es la peste.

Viven medio raro

acá en mi país

estos cristianos.

Viven medio raro

acá en mi patria

estos desalmaos.

16

Me gusta el anonimato

le encuentro un aliciente

ser famoso entre la gente

es sin ritmo el canto.

Los que buscan fama

creen que ahí está todo

que ganan inmortalidad

gente sin sensibilidad.

Porque aunque escuche

rock and rol                         

me gusta el Tango.

Me gusta Discépolo

y ladrar

como un otario.

17

Yo no doy consejos

porque como dijo Goethe

o no los necesitan

o no los entienden.

Por eso en lugar

de hablarle a la gente

yo escribo huevadas

y las llamo sonetos.

Y qué querés que hiciera

que perdiera tiempo

viendo televisión.

Laburo no me dan

no sé qué hacer

y evito la pudrición.

18

Observo a niños

frente al tele

duerme la mente

aparato dañino.

También los grandes

no escapan a eso

te comprime los sesos

y te lleva al desastre.

Por eso me la paso

hojeando libros

en la biblioteca.

Prefiero eso

a ser como ustedes

pura marioneta.

19

Hace bien

un poco de poemas

algún ensayo

o alguna novela.

Hace bien

pensar un poco

leer a Gibran

recomiendo El Loco.

Yo leyendo llegue

a conocer algo

de la historia del “Che”.

Porque los universitarios

me hablaban huevadas

fumando marihuana.

20

También a Filloy

descubrí en los estantes

a Salzano, Soriano

y a otros grandes.

También a Casona

a Nietzsche, Sartre y Descartes

y perdón el contraste

me gustó Vargas Llosa.

Por eso recomiendo

pasar por la biblioteca

a leer algún cuento.

La biblioteca en el centro

parece un lago

en medio del desierto.

21

Cuando salgo

de la Vélez Sarsfield

cargando la vida

paro en la ciclovía.

Me tomo un vino

mientras veo el mundo

mientras veo el mundo

orino el vino.

Y después mariao

pico pa’ las casas

medio a los tumbos.

Por ai’ me desvío

y me veo perdío

ya sin rumbo.

Un comentario sobre “EL CHIFLA`O -en 50 sonetitos- (Primera Parte). Por MARTIN AVALOS

  1. Martin…siempre sorprendes
    ..Por forma.de hacer poesia…lo que mas.importa es tu alma soñadora y tierna..libre creativa.sensilble como lo son los.poetas: ME.GUSTO…ADELANTE…VAMOS.POR MAS!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .