SUSURROS: Mírenme soy feliz…Por Martín Avalos

     Achinas los ojos mirando el cielo y la plegaria te sale del pecho instantánea:

Padre nuestro que estás en los cielos

santificado sea tu nombre Sol

venga a nosotros tu reino de Luz;

hágase tu voluntad de Amor

en la tierra como en el cielo.

     Tomás dos mates y doblas por el callejón del Algarrobo camino al oeste en busca del otro alimento. Te vas cantando la Canción de Walsh con agradecimiento  a ese corazón de madre de tantos niños.

Canción del jardinero

Mírenme, soy feliz entre las hojas que cantan

cuando atraviesa el jardín, el viento en monopatín.

Cuando voy a dormir, cierro los ojos y sueño

con el olor de un país, florecido para mí.

Yo no soy un bailarín porque me gusta quedarme

quieto en la tierra y sentir que mis pies tienen raíz.

Una vez estudié en un librito de yuyo

cosas que solo yo sé y que nunca olvidaré.

Aprendí que una nuez es arrugada y viejita

pero que puede ofrecer mucha, mucha, mucha miel.

Del jardín, soy duende fiel, cuando una flor está triste

la pinto con un pincel y le toco el cascabel.

Soy guardián y doctor de una pandilla de flores

que juegan al dominó y después les da la tos.

Por aquí, anda Dios con regadera de lluvia

o disfrazado de sol, asomando a su balcón.

Yo no soy un gran señor pero en mi cielo de tierra

cuido el tesoro mejor, mucho, mucho, mucho amor

Maria Elena Walsh

2 comentarios sobre “SUSURROS: Mírenme soy feliz…Por Martín Avalos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .