PERFILES: Romina Santillán (Escritora, Poeta)

ROMINA SANTILLÁN EN PRIMERA PERSONA

Nací en 1975, en Buenos Aires. Soy profesora de Lengua y Literatura y Licenciada en Enseñanza de la Lengua y la Lit. (UNSAM). Soy astróloga (Casa XI). Escribí los libros de poemas El último sol (2001), Oscura (2010) y Liminal (2020). Junto a Valentín Romano y otros poetas fundamos la Asociación Civil sin fines de lucro Poesía Viva, en la que milito y trabajo desde hace décadas, realizando   talleres de poesíaanimación en escuelas, hospitales, iglesias, hogares de rehabilitación, y diferentes ámbitos donde no siempre llega la poesía. Bajo el lema “Todos somos los poetas!” creamos poesía de manera colectiva con niños, jóvenes y adultos. Contamos con la editorial Aku Risun (vayamos!) y nuestro punto de encuentro es la Casa de la Poesía Viva, en Villa Urquiza.

Prólogo de LIMINAL, por Valentín Romano

Cada década Romina Santillán lanza una bandada de versos, que hace veinte años orbitaron aquel El último sol, será el primero y hace dos lustros dieron a luz Oscura. Ahora tratan de sobrevolar y hasta aterrizar en una dimensión sin fronteras, un misterioso espacio de transición de una etapa a otra que tal vez, quizás, posiblemente, me aventuro a decir, coincidan con los poco más de cuarenta quilates de la autora.

Porque este libro se intitula Liminal… Con licencia poética voy a parafrasear algo que he leído, lo liminal es como un “entre”, un instante infinitesimal y transfinito antes del límite. ¿Es aquí Romina, quien nos brinda un destello de misticismo? ¿Acaso en esta, su tercera pieza literaria, intenta volverse más metafísica que nunca? Desde “Tener 50 (18250 días)” hasta “En la mitad de mi vida estoy” trata sobre el ser. Lo manifiesta tanto en “De un lado” como “Del otro lado”, que es donde, nobleza obliga, yo más me hallo. Así, desde mi subjetividad lo reconozco, por ejemplo, con las poesías: “Un rayito de sol sobre tu hombro dormido”, “Hombre”, “Usted y sus cosas”, “Hadas”, “La sustancia de las cosas”, “En la profundidad de un hombre”… y sobre todo con “Lo imprevisto”, donde dice: “Y nada me hace más feliz/ que reírme/ de tus impúdicas razones/ para explicarlo todo/ para teorizar/ los duendes de la tarde/ y las hadas del rocío/ que crees/ severamente/ que no existen/ el fin de la razón/ está cerca/ y le temes.” Y luego continúa: “entonces/ la deliciosa construcción/ de tu edificio de rituales/ de lógica/ y ecuación segura/ estará diluyéndose/ ante el inesperado destino/ de convertirse/ en una hoja/ flotando a la deriva.” Pero en el medio del poema, hasta podríamos decir, su verso liminal, nos da esa peculiaridad que conjuga en el humus del que estamos hechos, el mythos y el logos: “simplemente besos”. Me recuerda aquello que comencé a creer ya muy entrado en años: los Reyes Magos, que solo existían para los niños, vuelven a la vida en la vejez por la magia y el milagro de la poesía que nos puebla nuevamente.

Hago memoria y de Romina Santillán, hoy me resuenan poéticas frases como “Cada noche creo versos…”, “De azúcar y rocío en las manos” y tantas más. Ahora recordaré, porque me resonarán también, otros nuevos versos que ya viajan en este libro, como aquel en que se pregunta si supo permitirse: “El loco albedrío de no elegir/ sino ser elegida”. Y precisamente sobre este último me viene la respuesta de un gran vate argentino que tuve el gusto de conocer, por una contingencia cuántica o gracias a la Divina Providencia, poco antes de dar su último suspiro, y que dejé manifiesta en una copla de la  siguiente manera: “Porque dice Hugo Gola y es así,/ aquí tomo su idea como mía:/ yo no soy quien elige la poesía/ sino es ella la que me elige a mí”.

Ahora bien, no quiero extenderme más ni pretender con petulancia explicar nada que no pueda vivenciar el lector o la lectora de esta obra. La única recomendación, de darla, sería: leerla con la misma intensidad con que fue escrita.

Solo unas últimas palabras sobre la autora… Durante muchos años compartimos el quehacer de lo impredecible con personas de todas las edades y en diversísimos ámbitos y siempre por amor al arte. Hoy Romina Santillán, mujer y madre, es docente, escritora y sobre todo, poeta… una auténtica ¡militante de la poesía viva!

Un comentario sobre “PERFILES: Romina Santillán (Escritora, Poeta)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .