NOVEDADES CINEMATOGRÁFICAS: SOMBRAS DE LUZ. Por Maximiliano Curcio

LA FOTOGRAFIA DE CARLOS BOSCH

UN RELATO CINEMATOGRÁFICO DE DANIEL HENRÍQUEZ, LEONARDO NOVAK Y CARMELA SILVA.

Ficha Técnica

Personajes: Carlos Bosch – Alfredo Sánchez – Oscar Smoje – Mempo Giardinelli – Jorge Abot 

Dirección: Daniel Henríquez
Producción ejecutiva: Sebastián Carballido
Guión:  Leonardo Novak
Investigación y archivo: Carmela Silva
Dirección de Fotografía y Cámara: Cecilia Sanz

Montaje: Rolando Rauwolf
Música: Eliane Correa
Diseño Sonoro: Luciano Fusetti
Diseño Gráfico: Natalia Conti 

Producida por Benjamín Ávila – Maximiliano Dubois – Lorena Muñoz – Ernesto Burgos – Daniel Jerozolimsky – Leonardo Novak – Carmela Silva – Daniel Henríquez – Cecilia Sanz 

Sinopsis: Sombras de luz es un diálogo sobre el valor de la fotografía y la creación artística en una era donde la imagen es un bien de mercado. El trabajo minucioso en cada fotografía, las discusiones de Bosch con sus colegas, las enseñanzas a sus alumnos, traen a la superficie la discusión sobre la representación moral de nuestra historia. ¿Qué fotos tomar en un mundo dominado por las imágenes corporativas? ¿Cómo se legitima lo que podemos ver?

Bio: Carlos Bosch fue un fotógrafo argentino que alternó entre la fotografía periodística, artística y política. Tuvo un compromiso con el tiempo y la memoria. Tuvo que viajar a Europa en 1976 y allí vivió y trabajo durante 32 años. En 2007 regresa a la Argentina para radicarse definitivamente. Es jurado del Premio Nacional de Artes Plásticas 2008 y 2012. En 2011 gana el Primer Premio del Salón Nacional de Artes Visuales y en 2016 gana el Gran Premio. Actualmente dirige el “Taller Continuo de Imagen”.

Notas de producción: La obra de Carlos Bosch es la búsqueda incesante de lo nuevo, aun cuando todas las condiciones son adversas. La película cuenta además con una banda sonora compuesta especialmente por Eliane Correa, joven promesa del jazz latino que alterna su carrera entre La Habana y Londres e hija del protagonista. La producción se desarrolló entre 2013 y 2017 entre Buenos Aires, Chaco y Córdoba. Es el primer largometraje de La Olla Producciones, cooperativa dedicada al cine y al audiovisual. Es el segundo del cineasta chileno-español Daniel Henríquez, quien trabajó durante los últimos diez años como director en diversas producciones para canal Encuentro por Habitación 1520, destacada productora nacional responsable de títulos como “Infancia clandestina”, “Gilda” o “Los próximos pasados”.

Reseña / por MAXIMILIANO CURCIO – Puntaje: 8

La fotografía es una forma de arte maravillosa y nos desafía a mirar a nuestro alrededor. Nos obliga a estar atentos: cámara en mano, caminar y reconocer aquello significante que traspase nuestra sensibilidad. El reto implica capturar un instante, dibujar un marco a su alrededor y poder retener en el tiempo un momento que sintetice todo el poder metafórico y documental, todo ello a la vez. El fotógrafo, entrenando la mirada y mostrándose perceptivo, toma directamente de la vida la perspectiva adecuada que convierta a un arte en la más directa, transparente y conceptual de todas las expresiones.

Uno de los conceptos más difundidos de la fotografía a lo largo de su primera centuria es la del “instante decisivo”, instaurado por Henri Cartier-Bresson, célebre fotógrafo francés considerado por muchos el padre del fotorreportaje. Esta noción refiere al momento precisamente capturado, en donde la vida -según palabras del experto fotógrafo- puede ser sorprendida “en flagrante delito”. Un fotoreportaje es el registro visual de un hecho noticioso o relevante sin necesidad de textos. Responsable de retratar a eminentes personajes como Pablo Picasso, Henri Matisse, Irène Joliot-Curie y Édith Piaf, este impar ‘ojo del siglo’ atestiguaba que este reconocimiento sobre la acción vital de un hecho y su significado debe coincidir con una organización rigurosa de las formas captadas por la lente.

Ese instante fotografiado atrapará, en pleno movimiento, un grupo de variables que conforman el lenguaje de este maravilloso arte y que está integrado por ritmo de superficies, líneas y valores. Las reflexiones en primera persona realizadas por Carlos Bosch durante el metraje, nos aseguran que más allá del estudio técnico o el conocimiento que se adquiera, es importante para todo fotógrafo explorar el sentido estético que provee una mirada particular de las cosas. Haciendo referencia al maestro Cartier-Bresson, éste dijo con sumo acierto: “Fotografiar es colocar la cabeza, el ojo y el corazón en un mismo eje”. La cámara es la herramienta, pero capacitar al ojo es un proceso vital y se requiere de un gran sentido intuitivo y la noción de ordenar objetos dentro de la imagen.  

Y aquí hace su aparición la figura vital de Carlos Bosch, quien hizo de su labor en el fotoperiodismo un auténtico arte. Nacido en Buenos Aires, en 1945, se unió tempranamente en su carrera a la Editorial Abril, a fines de los ‘60. Allí se desempeñaría como reportero gráfico, fotógrafo de moda y de arquitectura durante casi una década. Luego ejercería la fotografía publicitaria, llegando a compartir redacción con escritores, periodistas y poetas de la talla de Juan Gelman, Rodolfo Walsh y Paco Urondo.

El ejercicio de ‘ver con los ojos’ genera posibles composiciones que constituyen un fundamental entrenamiento. A propósito de los modos mirar, el escritor y divulgador cultural británico John Berger estima en “Ways of Seeing” que lo importante es ‘cómo vemos las cosas’ en tanto ‘es el ojo de la cámara el que modifica el sentido de lo que vemos’. A esa realidad concebida, comprendida y plasma a través de la lente es a la que aludía el propio Bosch en una de sus últimas entrevistas, en donde afirma que ‘cuando hago una foto, lo hago para comunicar lo que me pasa a mí y que se entienda, siendo fiel a lo que pensaba y creo’. Elocuente cita que dimensiona los valores morales sobre los que se cimentaba su oficio, dueño de una consecución ética intachable.

Insertos en el nuevo milenio, las cámaras rápidas y livianas permitieron congelar escenas del cotidiano urbano permitiendo la proliferación de nuevos puntos de vista, acercando el arte fotográfico a la práctica amateur. Aplicar el ingenio fotográfico consiste, para todo aquel que domine su técnica, en aprovechar aquello que el mundo nos ofrece y prestar nuestra mirada a captar ese irrepetible y apreciable instante de belleza. A fin de cuentas, un fotógrafo es un ser creativo por antonomasia, aliado de la oscuridad, la noche y las sombras. Reinventando en ellas el simbolismo de la imagen, consuma su arte esencial. Carlos Bosch interpretó esta máxima a la perfección. Saludemos su legado.

Un debate sobre las imágenes en la actualidad. Un recorrido por la fotografía, los medios y la historia de los últimos 50 años.  Habitación 1520 producciones Srl y La Olla Producciones Ltda. Con el apoyo de INCAA Presentan Sombras de luz. Desde este lunes 29 de junio, a las 00 y hasta las 24 hs. del domingo 5 de Julio se podrá ver de manera gratuita en Internet la película documental sobre la obra de Carlos Bosch. Mirala acá ▶️ https://youtu.be/dxU4VD4YiIw

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .