MIRAR NO ES OBSERVAR: Caminando por Rosario – PARTE V. Por Maximiliano Curcio

El pasado jueves 27 de febrero, durante la ceremonia por el 208º aniversario del primer izamiento de la bandera, fue presentada la escultura en homenaje al General Manuel Belgrano, realizada con chapa naval y acero templado, por trabajadores del astillero Tandanor. Los artistas que diseñaron la obra, Oscar Mosquera y Eugenio Saux, estuvieron en Rosario y acompañaron el descubrimiento de la figura del prócer, a la orilla del Paraná.

La efigie fue donada a la ciudad de Rosario por el Ministerio de Defensa de la Nación en el marco del Año de Belgrano, y se instaló en el Parque Nacional a la Bandera, frente al Monumento y de cara al río Paraná, donde el héroe nacional enarboló por primera vez el pabellón nacional. “Después de cuatro años, el Ministerio de Defensa de la Nación nos volvió a convocar, y encaramos este proyecto que fue explosivo. Lo que teníamos que hacer en 25 días lo hicimos en 8, el desgaste fue muy grande, pero fue una experiencia maravillosa”, contó Oscar Mosquera, artista metalúrgico.

La obra fue confeccionada por obreras y obreros del Astillero Tandanor (donde se reparó el rompehielos ARA Almirante Irízar), y la dirección artística del proyecto estuvo a cargo de Oscar Mosquera y Eugenio Saux, dos experimentados artistas en el diseño y confección de monumentos históricos como la escultura de Rosas en La Vuelta de Obligado, el Barco en el Museo Nacional Malvinas es Islas del Atlántico Sur, y el de Almirante Brown en Casa Amarilla.

La silueta mide 3,74 metros de ancho por 2,81 metros de alto y un peso mayor a 700 kilogramos, y se colocó sobre una base de 6,5 m3 de hormigón armado de alta resistencia para otorgarle estabilidad necesaria. Está construida en chapa naval de 16 mm y fue cortada de una sola pieza. El arquitecto Eugenio Saux, quien diseñó la escultura junto a Mosquera, explicó que una de las cuestiones fue “tratar de poner en contexto una obra así, porque no es específicamente una escultura, ni una obra a la que se esté acostumbrado. Por ahí, contemporáneamente, resulte más fácil leer imágenes planas que esculturas, pero, al hacer un mural en el aire, lo que se incorpora es el contexto”.

Fuente: www.elciudadanoweb.com

VISITEMOS ADEMÁS…

Espacios verdes en Rosario rodeados de bella historia arquitectónica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .