Ensayos Ópticos: ‘EL RÍO SENA EN CHATEAU’, de Maurice de Vlaminck’. Por CARLOS AVALLE

Óleo sobre tela

Medidas:   82 x 103 cm.

Autor: Maurice de Vlaminck (1876-1958) Francia-

La realidad es que la mayoría de los artistas plásticos no han vivido ni viven de la venta de sus obras. Esto es así, tanto sea por propia decisión o por un mercado que no los puede cobijar.

El caso del autor de la obra que hoy les comento es bastante particular. Nacido en una familia de artistas bohemios, en un principio no tuvo intenciones de ser pintor. Se dedicaba a dar clases de violín y a escribir novelas eróticas. También fue soldado y tuvo intenciones de ser ciclista profesional.  Pero algo pasó.

A los 25 años de edad algunos acontecimientos cambiaron su rumbo. Abandona el deporte por una seria enfermedad y en el ejército conoce a André Derain (pintor Francés) con quien trabaría amistad . Ese año concurren a una muestra de pinturas de Vincent Van Gogh (1853-1890) que según dice la historia influyó mucho en el futuro pintor, tanto en la forma de dibujar como en el colorido de sus telas.

Junto con Derain abren un estudio de arte en París. Allí comienzan a pintar y a cultivar una gran amistad.

Casi un autodidacta, se presenta en el Salón de París del año 1905. Allí expone junto a su amigo Derain y a otro grande, Henry Matisse. De esa exposición surge la denominación de Fauvistas, siendo este un mote despectivo por ese entonces.

Esta obra, El Río Sena en Chatou, data de año 1906, y es innegable la influencia que ejercen en el Van Gogh y los Impresionistas en general.

 La pintura que les presento tiene una distribución fracturada de las pinceladas y un color intenso y casi siempre sin mezclar. La vista desde un punto alto del terreno magnifica el paisaje. Los contrastes entre sombra y luz son característicos en sus obras juveniles. Comienza con un gran foco de luz en el centro que luego se va abriendo hacia los laterales en contrastes más acentuados. El lienzo impacta por sus trazos vertiginos y yuxtapuestos que le otorgan esa energía tan característica en los Fauvistas. Este trabajo se acerca mucho a las técnicas usadas por ese otro gran movimiento pictórico llamado Puntillismo. Básicamente emplea los tres primarios, el color blanco y algunos  complementarios. En aquellos tiempos esta obra fue rechazada por el público que la veía tosca y primitiva.

 Actualmente la pintura está exhibida en Museum Metropolitan of Arts.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .