CULTURAS TRANSMEDIA: Coronavirus y modelos de negocio en el ámbito editorial digital (Primera Parte)

ACERCA DE PROYECTO 451

Nos apasiona el cambio que esta atravesando la industria en la actualidad y lo que ofrecemos no es una solución específica ni un proceso tecnológico. Somos un equipo de trabajo multidisciplinario, dirigido fundamentalmente por editores, que tiene como fin principal comprender las necesidades particulares de cada editor y ayudarlos así a transitar este camino. No estamos “casados” con una solución tecnológica ni una plataforma en particular: ni tampoco nos interesa intervenir y formar parte del negocio de la editorial, sino que ayudamos a los editores a definir el mejor camino entre las posibilidades existentes. Y entendemos las dificultades que presenta el modelo de negocio actual. Y por eso mismo es que no ofrecemos espejos de colores ni soluciones mágicas, pero si sabemos que es importante para todo editor comenzar a dar sus primeros pasos en el mundo digital

Cómo el coronavirus empuja a las empresas tradicionales a la era digital

Una gran cantidad de industrias tradicionales que alguna vez dudaron en adoptar las tecnologías digitales ahora se ven obligadas a hacerlo por el bien de la supervivencia. Los medios como la televisión, los periódicos y las películas están trasladando rápidamente su contenido a formatos digitales y entrega en línea a medida que luchan por adaptarse. Los periódicos se ven obligados a cerrar las ediciones impresas y acelerar las operaciones digitales. Ha habido un gran aumento en el consumo de video y transmisión de Internet, según Nielsen. Más de una cuarta parte de los estadounidenses (26%) está utilizando servicios de transmisión de video, como Netflix, por primera vez, según la Asociación de Tecnología del Consumidor. Algunos estudios de cine, como Universal Pictures, afirmaron que lanzarán películas por primera vez al público digital al mismo tiempo que las ponen a disposición en los cines.

Con respecto a las ventas minoristas, las tiendas físicas que nunca vendieron productos en línea están cambiando a ese modo en un momento en que las tiendas han cerrado sus puertas y los clientes no abandonan sus hogares. El resultado final: volverse virtual puede abrir nuevos mercados y nuevos canales para interactuar con los consumidores. No es un momento para desaprovechar las oportunidades de lo digital.

Paco Goyanes: “Tenemos que ayudarnos unos a otros. El mundo del libro ha superado muchas crisis. También superará esta”

Les dejamos esta gran entrevista a Paco Goyanes, fundador de las librerías Cálamo, en la que obviamente da su punto de vista sobre la situación de las librerías en esta época de pandemia. Su decisión, además de cerrar las puertas de los locales, fue la de suspender la venta online y los envíos a domicilio con el fin de contribuir a disminuir el tráfico de personas y mercancías.

Goyanes apunta a la unión del sector para salir de la crisis: “No valen para nada soluciones individuales ni prácticas basadas en el sálvese quien pueda. Los libreros tenemos la obligación y la responsabilidad de hablar individualmente con nuestros proveedores y clientes, negociar nuevas condiciones y plazos comerciales, y a la vez empezar a buscar soluciones de conjunto. Tal vez la lección más importante que podamos extraer de estos días sea la necesidad de que el sector profesional del mercado del libro empiece a trabajar en global, superando las tradicionales redes gremiales”.

Además, a lo largo de la entrevista, Goyanes cuenta también sobre sus inicios en la industria del libro, el rol de las librerías en la actualidad y el papel de Amazon en el sector editorial: “yo creo que nos tenemos que acostumbrar a trabajar con ellos, porque ellos están ahí. Nadie va a cerrar Amazon. Antes caerá el gobierno que Amazon. Tenemos que buscarnos nuestros huecos y ser ambiciosos, mejorar nuestros procesos, siendo eficientes. Amazon no nos puede servir para no ser buenos profesionales”.

Más sobre Librerías en España: Amazon y Coronavirus

Lo que los libreros pueden hacer por sí mismos y cómo podemos ayudarlos”, por Bernat Ruiz

Ya venimos compartiendo artículos de Bernat Ruiz y sus reflexiones en torno a cómo se ve afectada la industria a raíz del coronavirus. En esta oportunidad, nos deja un análisis sobre qué pueden hacer los libreros más allá del gobierno.

Bernat plantea en primer lugar la “fusión de las librerías”:

– Reunir un equipo interdisciplinar que incluya a libreros y expertos en pequeño comercio que sea capaz de ayudar en el proceso de fusión de las librerías.

– Preparar una base de datos de librerías susceptibles de fusionarse con otras.

– Desarrollar indicadores que permitan valorar las posibilidades de fusión en base a compatibilidad de modelos, visión y cifras de negocio, ubicación, afinidades personales, proyectos culturales, etc.

– Acompañar en los procesos de fusión que se lleven a cabo. Búsqueda de inversores que entiendan que el rendimiento de una librería es el que es y que su inversión puede proporcionar un valor añadido cultural más allá del económico, que este llegará más tarde y rendirá menos que otros negocios más lucrativos.

En segundo lugar, Bernat habla del microcenazgo. Las librerías deberían hablar claramente a sus comunidades para pedirles su ayuda. Hay que cuantificarla y ordenarla para que todo el mundo comprenda qué necesitan, por qué lo necesitan y cómo van a usarlo. Y es lícito preguntarse qué pueden ofrecer las librerías a cambio. Las opciones son muy variadas, desde actividades, libros, productos culturales, acceso permanente a descuentos; incluso la participación en el capital de la empresa en los casos con aportaciones que lo merezcan.

Tanto la fusión de librerías como las campañas de mecenazgo dependen única y exclusivamente de sí mismas como red y como colectivo. Son herramientas que pueden utilizar y no necesitan la ayuda explícita de las administraciones públicas.

“El libro en Madrid: llamando a las puertas del cielo”, por Manuel Gil

Manuel Gil, director de la Feria del Libro de Madrid, en el que hace un interesante análisis sobre las pymes editoriales y librerías de Madrid y su valor en el ecosistema cultural nacional y su importancia económica nacional e internacional y propone dos fases para abordar la crisis que vendrá post pandemia.

Por un lado, cree necesario definir ayudas para que el tejido aguante hasta octubre, fecha en que, si no hay contratiempos, se celebrará la Feria del Libro de Madrid, cuya importancia es obvia a nivel cultural y también comercial. En esta fase la ayuda debería provenir de básicamente cuatro conceptos: otorgar liquidez mediante créditos blandos, exenciones impositivas al menos hasta final de año, incentivar demanda mediante bonoslibro y compra masiva con destino a bibliotecas, todo ello mediante procedimientos muy ágiles y simplificados y de cobro inmediato, y canalizado a través de librerías. La segunda fase implicaría que las ayudas a estas empresas madrileñas se extiendan y prolonguen en el tiempo, ya que la recuperación de los antiguos hábitos de consumo en cuanto a demanda es ahora mismo una incógnita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .