POESÍA: ‘La espina’, por VIVIANA IBRAHIM

Surrealismo digital, de Marcel Caram

Una taza de café

humea cerca de la ventana

de  la ventana de un bar

de un bar barato y desolado, como cualquiera

Mi dedo distraído dibuja

sobre el cristal que se empaña

 humedecido de recuerdos

de recuerdos tempranos, los de siempre

Y mientras espero lo que no vendrá

y la taza de café humea

su vapor y el exceso,

son mis ojos

clavados en el líquido espumoso

los que no quieren cerrarse

porque allí,

en el bar

en la taza

en la espuma

en la ventana

en el recuerdo y su exceso,

se arraiga la humedad en la mirada.

 Con un hilo de voz apresado al grito

cae de espaldas a la mesa, mi bajito rugido:

¡Mozo, otra lágrima!

porque ésta ya se enfría

y el vapor es indispensable

para los que necesitan llorar

toda una vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .