ENSAYOS ÓPTICOS: Otto Dix, “Retrato de la periodista Sylvia Von Harden”. Por CARLOS AVALLE

Óleo y temple sobre tabla (121×89 cm.)

Año de realización: 1926

Otto Dix fue un pintor alemán nacido el 2 de diciembre de 1891. Podríamos decir de este pintor que su carrera  fue marcada por los horrores de la guerra, de la cual participó en forma efectiva. Fue soldado de infantería y también aviador.

Como artista plástico transitó una de las épocas más revolucionarias del arte mundial. Su arte fue tildado por los nacionalsocialistas como degenerado y resultó ser uno de los primeros pintores perseguidos por el régimen. Sus pinturas fueron incautadas y quemadas. La Gestapo lo detuvo acusándolo de haber sido integrante en el atentado contra Hitler en Münich.

Transitó por muchas estilos artísticos y no se ancló en ninguno.

La pintura que hoy observamos es un retrato de la periodista que Otto conoció en un bar de mala muerte frecuentado por la bohemia de esa época. Esta mujer posó para el pintor en su taller. Sin embargo el artista eligió colocarla en un ambiente similar al de un café en Berlín.

Esta obra podríamos enrolarla dentro de la corriente llamada de la Nueva Objetividad.

Aquí el artista exagera y remarca los aspectos físicos sobresalientes que más le interesan para su obra, llegando a los límites de la caricatura y el grotesco. El aspecto andrógino de la mujer marca también su aspecto extraño para el tipo de mujer de esa época. Otto Dix se encarga en forma casi obsesiva de no delatar el oficio de esta dama. Ningún elemento nos referencia su profesión. Sí nos marca con ciertos elementos el aspecto masculino haciéndonos referencias futuras a cierto sector de las siguientes generaciones femeninas.

El nombre de la retratada figura en la caja de cigarrillos. Su vestido de líneas rectas  esconde sagazmente las curvas que el pintor no desea exponer. En esas manos como telarañas, se encarga de pintar un cigarrillo prendido y humenate (como un reloj de humo). Nos muestra su enorme dentadura y sus labios color sangre. Un monóculo. Un peinado netamente masculino. Sus medias desprolijamente caídas y su copa de alcohol a medio beber.

Según Otto Dix, fue este un retrato de época.

Creo que nos dejó con esta imagen más preguntas que certezas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .