RINCÓN CINÉFILO: “THE UNICORN”, de Isabelle Dupuis and Tim Geraghty

“THE UNICORN”, un film de Isabelle Dupuis and Tim Geraghty

 ESTRENO 03 DE OCTUBRE

Un documental sobre Peter Grudzien, creador de The Unicorn, el primer álbum de country gay.

Sinopsis – Peter Grudzien es la fuerza musical solitaria detrás de The Unicorn, el primer álbum de country abiertamente gay. Con la misma crudeza de una vida llena de altibajos, The Unicorn, la película, sigue su derrotero artístico y personal, que incluye problemas mentales y una familia particular y caótica.

Ficha técnica

Título: “The Unicorn

País: EEUU

Duración: 92 minutos

Año: 2018

Idioma: Inglés

RADIOGRAFÍA DEL HOMBRE INVISIBLE

por MAXIMILIANO CURCIO

Puntaje: 6

El cine nace desde el género documental, es su vocación primaria. Así lo atestiguan los primeros cortometrajes exhibidos por los hermanos Lumière, como “Obreros Saliendo de la Fábrica” (1895). Desde sus comienzos, la novedad del cinematógrafo se concibió como una posibilidad de registrar acontecimientos civiles y políticos, cuando el cine no poseía un lenguaje narrativo autónomo y el término ficción aún no existía.

El registro fílmico más primitivo fue la materia prima narrativa por medio de la cual el director explicitaba la realidad y ejecutaba un papel mediador, articulando un discurso que siempre debe ser transparente y claro para el espectador. Es importante añadir que, por aquel entonces, no existía el género documental como tal. Recién con el estreno de “Nanook, el Esquimal” (1922) y gracias a la grata recepción del público, Flaherty se convertiría en un pionero en este campo.

La construcción del relato cinematográfico a través del abordaje a los géneros fílmicos nos introduce a las permanentes tensiones bajo las que han convivido el documental y la ficción, delimitados por una difusa línea imaginaria permeable a las transformaciones históricas que ha sufrido el discurso audiovisual. Acaso la fábula mitológica sobre la extraordinaria criatura nos ofrece, mediante su alegoría, un colorido recorrido a través de la retrospectiva biográfica de un cantante, compositor y fotógrafo de atípicas cualidades.

El cine documental intenta arrojar respuestas y verdades acerca de interrogantes de la ‘vida real’ que el cine se propone examinar. Existen ocasiones, en que dicha exploración posee un atractivo extra: singulares figuras cuyo encanto resulta provechoso de capturar, a través de la lente cinematográfica. Peter Grudzien fue de esos seres extravagantes. El fallecido cantante y compositor es retratado en sus años crepusculares a través del documental “The Unicorn”, de Isabelle Dupuis y Tim Geraghty.

Artista inimitable, precursor psicodélico aún sin proponérselo, su lírica abordaba, sin rodeos, la temática homosexual en tiempos de notable menor apertura que si comparamos con la actualidad. De perfil público inescrutable y esquivo carácter (quizás un escudo protector ante la anulación sistemática del aparato más convencionalista), hizo circular su música de forma muy artesanal (y sin demasiada notoriedad) por medio de las tiendas musicales de Astoria (el barrio donde vivía, en N.Y.), su lugar de residencia.

Extraño y excéntrico, Grundzien se consideraba a sí mismo un outsider. Frecuentó bares gays de la nocturna Queens, en tiempos más inclusivos para la comunidad LBGT. Hacia el año 2000, fue contactado por la documentalista francesa, quien se vio conmovida por la belleza poética de su persona. A través de dos años, el registro documental –incisivo y revelador- acometido por Dupuis nos revela la intimidad de una vida estrambótica. Conoceremos su disfuncional vida familiar, su frágil salud física y mental, también su trajinar diario en el negocio musical. Grudzien, fue un apasionado de la música country, devoto de volcar en su lenguaje musical las inquietudes que emanaban de una vida intensa. No concebía su vida separada de su arte, y este fue un fiel espejo de su estado de ánimo.

Confrontó sus fantasmas, el hostil silencio y la marginación de sus padres, fruto de su elección sexual. No temió pronunciarse acerca de ello, a través de sus canciones. Su arte destilaba una honestidad y una franqueza que no perseguía el éxito comercial ni pretendió ceder ante las modas de la industria. Jamás su elección sexual resultó un pasaporte instrumental para lucrar a través de su arte. Su producción incesante respondía a íntimos designios que jamás contaminaron su perenne motor compositivo.

Con la música como aliada cotidiana, la ambición nunca fue un pecado que captara desprevenido a Grudzien, nos alecciona este originalísimo registro documental con rastros de cinema-verité. Este incomprendido asumido portó una consecuencia ética y estética infrecuente, pese al caos emotivo que transitó su vida personal: el mito del artista torturado, paranoico y segregado cobrará forma por enésima vez. En la sincera mirada de la realizadora, se percibe la sensibilidad suficiente como para capturar, en una hora y media de metraje, la esencia de un corazón honesto y luminoso.

La dupla de cineastas radiografía el curioso periplo personal y profesional de un músico díscolo, genio musical a los ojos de cierto espectro de público. Con un nimio presupuesto, potencia el artilugio cinematográfico de modo original, desnudando sus principales influencias, aderezando delirios rutinarios y destacando su fulgurante vértigo creativo.

ACERCA DE LA DUPLA DE DIRECTORES

Isabelle Dupuis – Codirectora, productora y cámara de The Unicorn”, Isabelle Dupuis ha desarrollado varios proyectos documentales y se ha desempañeado como programadora en Ocularis, uno de los primeros microcinemas de Nueva York.

Trabajó como productora asociada para Insight Pictures y también fue productora asistente y editora asistente para Home Delivery (dir. Christine Tournadre, Speakeasy Docs).

Anteriormente, trabajó en el mundo del arte contemporáneo y estudió historia del cine en la Universidad Charles de Praga, República Checa. También posee títulos de Mount Holyoke College, la Universidad de Nueva York y la Universidad de Columbia. Nacida y criada en Francia, ahora vive en Brooklyn, Nueva York. “The Unicorn” es su primera película.

Tim Geraghty – Es un cineasta cuyo trabajo experimental ha sido llamado “radicalmente nuevo” y “asombrosamente multicapa” por la revista Cineaste. Sus películas se han proyectado en lugares como el Festival Internacional de Cine de Rotterdam, Anthology Film Archives, B.A.M. Cinematek, el Instituto de Arte Contemporáneo de Londres, el Festival de Formas Migratorias, Flaherty NYC, la Galería Microscope y el Festival Internacional de Cine de Oberhausen.

También es editor de cine, televisión y documentales, sus trabajos se han exhibido en el Festival de Cine de Nueva York y el Museo de Arte Moderno, y, en televisión, trabajó para PBS, NatGeo, OWN y NBC. Nacido y educado en Providence, Rhode Island, ahora vive y trabaja en Queens, Nueva York.

Palabras de los directores sobre el proyecto

Conocimos a Peter Grudzien por primera vez en un frío día de invierno, en una cafetería cerca de su casa en Astoria, Queens. Todo lo que sabíamos sobre él en ese momento es que había creado uno de los primeros álbumes de country abiertamente homosexuales, componiendo, grabando y masterizando cada sección en su estudio casero. Intrigados por los pocos que pudimos encontrar de música en línea, así como por la imagen de un vaquero urbano que habíamos configurado en nuestras mentes (¡y que Peter definitivamente no era!), obtuvimos su información de contacto de un DJ local y en 24 horas ya teníamos una reunión pautada.

Había algo intrigante en ese hombre alto y desgarbado de negro: la incomodidad con la que se manejaba en lugares públicos, su atuendo cuidadosamente coordinado pero desaliñado, sus anillos, incluso la suciedad que rodeaba sus uñas. Parecía extremadamente reservado, pero con cada pregunta, su rostro se iluminaba.

Vivía en la casa de su infancia, el olor de la negligencia y el desorden polvoriento es lo primero que nos llamó la atención de ella. Rápidamente nos hizo subir las escaleras, cubiertas de una alfombra verde con agujero, en el camino, gruesas telarañas colgaban de todas las superficies posibles. Y en lo alto de las escaleras, allí estaba ella, Terry, su hermana gemela, como un fantasma, una aparición. Vestida de negro, y con su cara cubierta de una espesa capa de polvo volatil blanco.

Inicialmente nerviosa por nuestra presencia, pero ansiosa por la atención, en cuestión de minutos se había entregdo por completo a nosotros.

Pronto supimos que compartían la casa con su nonagenario padre, Joseph, que vivía en el departamento de la planta baja. Lisiado y por los caprichos de la vejez, apenas subió las escaleras. Conocer y filmar al padre pronto se convirtió en una obsesión, alimentada por la necesidad de dar más contexto a las vidas de Peter y Terry y descubrir qué circunstancias habían moldeado sus vidas. Severo, prohibitivo, incluso a veces amenazante, cuando Joseph finalmente nos permitió entrar en su oscuro y chirriante departamento, se sintió como la mayor de las victorias.

Y así el proyecto entró definitivamente en marcha, tanto para celebrar la vida y el trabajo de un pionero musical no reconocido como para crear el retrato de una familia viviendo en los márgenes.

Más allá de las zonas oscuras, queríamos entender las circunstancias que moldearon la vida de estos gemelos de 65 años; lo que los impulsó a superar los estragos de las enfermedades mentales y la falta de atención, y a encontrar la fuerza para sostenerse a traves de sueños tan conmovedores en su banalidad, como desgarradores por estar completamente fuera su alcance.

Desde el comienzo del período de casi tres años durante el cual filmamos a la familia Grudzien, decidimos optar por una cámara en mano, más adecuada para capturar su espontaneidad y poder moverse dentro de su pequeño y abarrotado espacio vital.

Además, el metraje que generó este proceso, también reflejó la severidad de sus vidas y su hogar. Muy influenciado por el cinema vérité, tomamos la decisión consciente de no incluir ningún experto o entrevistas formales.

También decidimos, desde el principio, que la música de Peter se presentaría a lo largo de toda la película, ya que rápidamente nos dimos cuenta de que él canalizaba todas sus emociones, y todo lo que no podía expresar verbalmente, a través de ella.

De hecho The Unicorn, está repleta de música: desde las melodías originales de Peter, hasta la música country clásica, el gospel, el pop y la música clásica: el retrato de un hombre y su mundo musical interior. En última instancia, queremos que nuestra película sea una pieza complementaria de la música de Peter y esperamos que genere una nueva audiencia para su música, porque The Unicorn LP es realmente un álbum increíble y atrevido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .