INSTANTÁNEAS: New York Graffitis. Por YANINA ROCHI

En ambas visitas a New York , pasé por el barrio Williamsburg en Brooklyn. Recordando algunos graffitis que me habían gustado, fui a las calles de Bedford para volver a verlos.

Para mi sorpresa, las paredes ya contaban con otras imágenes: otros artistas, otras pinturas. Otro panorama. Este movimiento callejero de artistas es interminable.

Durante el viaje, mi recomendación con la réflex es andar con dos lentes. Uno de 50 mm  y otro en zoom. Eligiendo romper un poco las reglas, mantuve bastante el lente de 50 mm, porque me resultaba más practico al momento de hacer las tomas.

Una historia acerca del arte graffiti en Estados Unidos

Los primeros dibujos en paredes aparecieron en cuevas hace miles de años. Más tarde, los antiguos romanos y griegos escribieron sus nombres y poemas de protesta en los edificios. El graffiti moderno parece haber aparecido en Filadelfia a principios de la década de 1960, y para finales de los sesenta había llegado a Nueva York. La nueva forma de arte realmente despegó en la década de 1970, cuando la gente comenzó a escribir sus nombres en edificios de toda la ciudad.

En los primeros días, los “etiquetadores” formaban parte de pandillas callejeras que estaban preocupadas por marcar su territorio. Trabajaron en grupos llamados “cuadrillas” y llamaron “escritura” a lo que hicieron. El término “graffiti” fue utilizado por primera vez por The New York Times y el novelista Norman Mailer. Las galerías de arte en Nueva York comenzaron a comprar graffiti a principios de los años setenta. Pero al mismo tiempo que comenzó a considerarse una forma de arte, John Lindsay, el entonces alcalde de Nueva York, declaró la primera guerra contra el graffiti. En la década de 1980, se hizo mucho más difícil escribir en los trenes del metro sin ser atrapado, y en cambio muchos de los artistas de graffiti más establecidos comenzaron a usar techos de edificios o lonas.

El debate sobre si el graffiti es arte o vandalismo continúa. Peter Vallone, un concejal de la ciudad de Nueva York, cree que aquellos realizados con permiso pueden ser arte, pero si se trata de una propiedad ajena, se convierte en un delito. Durante décadas, el graffiti ha sido un trampolín a la fama internacional para algunos. Jean-Michel Basquiat comenzó a rociar en la calle en la década de 1970 antes de convertirse en un artista respetado en los años ’80. El francés Blek le Rat y el artista británico Banksy han alcanzado fama internacional al producir trabajos complejos portadores de mensajes políticos y humorísticos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s