COLUMNA DE OPINIÓN – La Belleza en el mundo antiguo y su recepción en Occidente: Del mito al logos y de la objetividad a la subjetividad. Por NATALIA RUOCCO


Resultado de imagen para arte antiguo occidental belleza

Actualmente, los artistas y creativos trabajan incansablemente en sus obras procurando que la obra de arte sea bella, estética y, sobre todo, artística. Inmersos en su trabajo parecen haberse olvidado de reflexionar sobre ciertos temas. La “Belleza” es uno de ellos, por lo que debemos tener en cuenta que a lo largo de la historia este concepto ha sido explicado desde distintas perspectivas y ha estado, y
aún se encuentra, ligado a un sistema de pensamiento.

En las culturas primitivas la mitología o conjunto de mitos era lo que sustentaba la Cosmovisión de un pueblo y explicaba el origen del cosmos. Pero en la Antigüedad (Grecia y Roma), las explicaciones filosóficas y científicas entraron en conflicto. Por ser el pensamiento mítico un relato oral, cuyos detalles varían en el tiempo, y por estar basado en fenómenos mágicos fue perdiendo valor frente a las explicaciones lógicas y racionales que Griegos y Romanos fueron desarrollando y
plasmando en sus obras de arte.

Para los Griegos y los Romanos, el hombre era semejante a la naturaleza en cuanto a su belleza y armonía. El arte, pues, tenia la función de representar esa belleza y esa armonía. Además, el ideal de belleza está íntimamente relacionado con la idea de Dios: “Y es a la vez [lo infinito, Dios] llamado bello, porque tiene una belleza absoluta, supereminente y radicalmente inmutable, que no puede empezar ni terminar, que no puede aumentar ni decrecer, una belleza donde ninguna fealdad se mezcla, ni ninguna alteración le afecta, perfecta bajo todos los aspectos, para todos los países, a los ojos de todos los hombres; porque de él mismo y en su esencia posee una belleza que no resulta de la diversidad (…)” (Pseudo-Dionisios, De los nombres divinos 7 y 41, siglo V-VI).

Al mismo tiempo, Dios 1 es la fuente de la “Verdad”. Por lo tanto, el concepto de Belleza para los Griegos y Romanos es externo y, como tal, es objetivo, perfecto y verdadero. Siendo el hombre la medida de todas las cosas, los cánones de belleza y las proporciones presentaban un marcado Antropocentrismo. Simetría, proporción, y armonía caracterizaban todo aquello que era bello, estético y digno de ser considerado artístico. Todo aquello que no respondía a las categorías de bello, estético y artístico era desechado por estar cercano a la locura y al mal, y muy lejos del bien y la verdad. Platón decía que la inspiración creativa era esa “locura que procede de los dioses”2. “(…) esa locura que se produce cuando el hombre, al advertir la belleza aquí en la tierra, se acuerda de la verdadera belleza (…)”3.

Estos ideales de belleza impregnaron de tal modo los ideales socioculturales del mundo antiguo, que aún hoy en día influyen en el imaginario del Arte Occidental… Si es Bello, es estético; si es estético, es artístico; y si es artístico, entonces es bello…

Esa lucha constante del artista por alcanzar la “verdadera” Belleza, la cual solo existe en el mundo de las ideas, es la que hace que el ser humano se frustre. Parece ser que ese ideal es el que hoy motiva los procesos creativos, siendo el arte un medio para llegar a esa “verdadera” Belleza. Pero ¿qué sucede cuando no llegamos?, ¿Qué sucede cuando un museo o un jurado determina que la obra del artista no es lo suficientemente bella, estética, y por ende, artística?, ¿La obra, deja de ser tal?, ¿Deja de ser artística?

Gracias a “Dios”, valga la ironía, esa “locura que procede de los Dioses” es analizada por Tomás de Aquino, quién nos habla acerca de la verdad y dice: “(…) según Agustín en el libro de los Soliloquia, lo verdadero es aquello que es. Luego, lo falso es aquello que no es. Pero lo que no es, no es cosa alguna. Luego, ninguna cosa es falsa.”4 Si ninguna cosa es falsa, todo puede ser arte. Ese “Todo” es producto de la creación humana, sea mito o ciencia, todo es producto humano. Sea bello, estético o artístico, todo es producto humano.

Seamos realistas, nunca llegaremos a la “verdadera Belleza”, porque no existe. El pensamiento Kantiano de la modernidad traerá consigo la idea de la “Belleza “como autónoma y subjetiva. La “belleza” es subjetiva, hay tantas verdaderas bellezas, como tantos seres humanos hay en este mundo. El concepto de “Belleza” es una creación, un parámetro estipulado por el ser Humano en su afanoso deseo de conocer el mundo, de caracterizarlo, de describirlo. Ese todo que puede ser arte
también es creación humana. El objeto es entonces una excusa del ser humano, del sujeto, para crear objetos, para crear mundo. Ahora, el objeto creado – lo bello, lo estético y artístico- deja de ser externo al ser humano, y empieza a ser considerado interno. Es decir, que sin sujeto no existiría lo bello, lo estético ni lo artístico. Se habló de la belleza como algo objetivo y luego como algo subjetivo… y entonces, ¿con qué valoración nos quedamos? Al respecto, Rubén Muñoz Martínez
(2006) reconoce cuatro dimensiones del arte: la dimensión subjetiva (el artista), la dimensión objetiva (la realidad), la conjunción entre ambas (el proceso de creación) y finalmente el resultado (la obra de arte propiamente dicha). Lo cierto es que la belleza, para Hegel , es la unión armónica de la forma y el contenido, 5 siendo la obra “la forma material exterior que posibilita la comunicación del contenido inmaterial, el lenguaje de alma a alma que habla de emoción” (Vasili Kandinsky) 6.

Ahora bien, y retomando el dilema inicial, dice Borges que toda creación tiene dos versiones: la mitología y la ciencia 7. Ambas causan vértigo, pues giran alrededor del ser humano y lo trascienden, conviven con el tiempo y buscan desesperadamente la eternidad. Del mismo modo, como toda creación humana, el arte causa vértigo, pues nunca esta ausente del proceso de búsqueda de la eternidad. Para Borges, el tiempo “es una imagen móvil de la eternidad”, por lo tanto la Belleza es producto de la mitología y la ciencia en un determinado tiempo. Ayer, hoy, mañana, son tiempos diferentes, y por lo tanto existirán siempre ideales de belleza diferentes. Como afirma Albert Einstein: “La belleza reside en el corazón de quien la contempla” 8.

CITAS REFERENCIADAS:

1 Citado por TEJEDA, J. “La belleza, una visión atrasada del arte”, 2016. Publicado en http://www.lemiaunoir.com
2 PLATON, “Fedro”, Ed. Orbis, Barcelona, 1983, citado por ZANTOYI, M. “Arte y Creación. Los caminos de la estética”, Colección: Claves para todos, dirigida por José Nun; 1º edición, Ed. Capital Intelectual, Buenos Aires, 2007.
3 Op. Cita Nº 2.
4 Tomás de Aquino, “Sobre la Verdad”, Ed. Biblioteca Nueva, Madrid, 2003; citado por ZANTOYI, M. “Arte y Creación. Los caminos de la estética”, Colección: Claves para todos, dirigida por José Nun; 1º edición, Ed. Capital Intelectual, Buenos Aires, 2007.
5 Extraído de MUÑOZ MARTINEZ, R. “Una reflexión filosófica sobre el arte”, Thémata, Revista de Filosofía, Nº 36, Sevilla, 2006.
6 Citado por MUÑOZ MARTINEZ, R. “Una reflexión filosófica sobre el arte”, Thémata, Revista de Filosofía, Nº 36, Sevilla, 2006.
7 Extraído de ZANTOYI, M. “Arte y Creación. Los caminos de la estética”, Colección: Claves para todos, dirigida por José Nun; 1º edición, Ed. Capital Intelectual, Buenos Aires, 2007.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

MUÑOZ MARTINEZ, R. “Una reflexión filosófica sobre el arte”, Thémata, Revista de
Filosofía, Nº 36, Sevilla, 2006.
NACHMANOVITCH, S. “Free Play. La improvisación en la vida y en el arte”, 13º
reimpresión, Ed. Paidós, Buenos Aires, 2015.
TEJEDA, J. “La belleza, una visión atrasada del arte”, 2016. Publicado en
http://www.lemiaunoir.com
ZANTOYI, M. “Arte y Creación. Los caminos de la estética”, Colección: Claves para
todos, dirigida por José Nun; 1º edición, Ed. Capital Intelectual, Buenos Aires, 2007.

Un comentario sobre “COLUMNA DE OPINIÓN – La Belleza en el mundo antiguo y su recepción en Occidente: Del mito al logos y de la objetividad a la subjetividad. Por NATALIA RUOCCO

Responder a Pippo Bunorrotri Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .