COLUMNA LITERARIA: “Waterproof”, de Florencia Trimarco. Por JESICA SABRINA CANTO

Resultado de imagen para Waterproof, de Florencia Trimarco

Amor y nostalgia


Hay quienes piensan que la poesía es algo mutable, en el sentido de que un poema cambia su significado y hasta su forma a los ojos de quien lo lee. Leyendo Waterproof tuve la sensación de estar frente a un solo poema largo dividido en partes, que cuenta la historia de una mujer que amó y que lo superó, pero que aún siente nostalgia y amor. Sin embargo, ese no es el tema ni la forma que pensó la autora para este libro. Y esta es una de las cosas que le interesan a Florencia Trimarco de la poesía. “El lugar del lector es muy interesante, a veces no es lo que uno espera y eso me fascina”, dice.

Dentro de la literatura, la poesía siempre fue lo que más convocó a esta autora. Ella concurrió a diversos talleres y escribe poemas desde hace tiempo, pero éste es su primer poemario publicado. Previo a enviar la propuesta a las editoriales, Florencia Trimarco hizo un proceso de selección de sus poemas escritos con la intención de armar un libro, buscando que formaran algún tipo de constelación. Se juntó con dos amigas, Micaela Gonzales, editora, y Florencia Aranda, y establecieron el orden de los poemas (que no es el que finalmente quedó). En esa primera versión del libro, Waterproof quedó como el último poema. Éste contaba con dos versiones de diferente extensión, y prevaleció la más larga, además de derivar en el título del libro.

Luego el poemario fue modificándose en un trabajo conjunto con su editor, Nicolás Correa. Los títulos de los poemas fueron sacados porque muchos estaban puestos a la fuerza, sólo para nombrarlos. Los títulos que resultaban interesantes quedaron como nombres de las partes en que finalmente se dividió el libro, que dieron coherencia a los poemas de cada sección.

A la autora le gusta que Waterproof sea el título del poemario ya que es un elemento que forma parte de su universo. Es la denominación de un tipo de rímel de pestañas a prueba de agua. Considera que, tras sacar los títulos de los poemas, se genera un equilibrio al figurar Waterproof como título y, a la vez, como última palabra del libro.
En cuanto a lo temático, la idea del agua recorre todo el libro. Al decidir el orden de los poemas se buscó que se generara la sensación de fluidez. Conjuntamente amor y nostalgia son los otros dos temas que tienen mucha presencia. A la autora le ocurre que en ocasiones no puede parar de escribir sobre algo. Cuestiones que están en su mente y que la llevan a escribir hasta que terminan de salir, sin saber cuánto tiempo y textos le va a llevar.

El poema tiene que tener una sonoridad para ella cuando lo lee. Investiga cada palabra que pone y lo escucha como resuena y si le genera una rareza en el sonido ya es una palabra que la piensa más. Considera que la música que tenga el poema es muy importante. No se limita cuando crea, pero si lo evalúa en la corrección, puede estar toda una mañana pensando si “exacto” o “justo” queda mejor. Lo repite para ver si sonoramente le cierra, si la palabra es esa. “Realizo búsquedas exhaustivas, para mí
cada palabra tiene como un peso dentro del poema, entonces no puede ser gratuito que esté ahí y la elijo muy conscientemente”
, dice.

“Es difícil darse cuenta cuando un poema ya está, a veces piensa que ya está y alguien le hace una observación y lo sigue trabajando. Siempre está abierta a la observación del otro, a no poner resistencia”. A la autora le parece que es una falla ponerse a la defensiva porque estaríamos limitando la intención del poema, pensando en lo que uno quiere decir y no lo que el poema quiere decir. Ella piensa que los poemas poseen libertad propia, uno quiere escribir un poema, pero es otro el que va a salir. “Considero que los poemas ya están terminados cuando mi intención murió y en el medio surgió otra cosa”, dice.

A la autora no le gustan las etiquetas ni determinar la poesía dentro de algo teórico, porque considera que cuando uno determina acota a las demás posibilidades que tiene. La poesía le hace sentir, toca algo dentro de ella que le genera un sentimiento y en ese sentir es donde más disfruta.

Por el momento Florencia Trimarco no tiene pensado publicar otro libro, quiere disfrutar de este que acaba de salir. Sin embargo, ella no deja de escribir. Material tiene y va a seguir generando, y piensa que en algún momento publicará un nuevo poemario, pero se lo toma tranquila, prefiere que cada cosa tenga su tiempo.

Agradezco a Florencia Trimarco por responder a mis preguntas, lo que hizo posible escribir este artículo.

Datos del libro: Waterproof, de Florencia Trimarco (2018, Ed. Alto Pogo, Género: poemario, Págs. 41).

Un comentario sobre “COLUMNA LITERARIA: “Waterproof”, de Florencia Trimarco. Por JESICA SABRINA CANTO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s