ENSAYOS ÓPTICOS: “VISTA DE UN PASILLO”, de Samuel van Hoogstraten. Por Carlos Avalle

Samuel  van Hoogstraten  (Holanda, 1627/1678)

VISTA DE UN PASILLO   (Óleo sobre tabla,  264 x 137 cm.)

Nació en Holanda, en pleno Barroco,  donde el genio de Rembrandt dejó sus enormes huellas. También realizó parte de su aprendizaje  en el estudio del maestro. Samuel sufrió sus influencias en los principios de su carrera de pintor, hasta que levantó vuelo propio.

Hoogstraten fue un viajero empedernido. Pasó por  Viena, Londres, Roma, lo cual provocó que los círculos de elite de Europa se sintieran atraídos por su uso audaz de la perspectiva.

VISTA DE UN PASILLO es una pintura llena de trucos y trampas para el ovservador.

Nuestro pintor comienza colocándonos en un campo de fuga mayor del que nuestro ojo pueda captar de una sola mirada. Nos planta frente al perro y debajo de la jaula invitándonos a dar un primer recorrido hacia el fondo del pasillo. Buen truco.

Cuando regresamos nuevamente a nuestro punto de partida la invitación es leer los mensajes. Y es ahí que nos atrapan los detalles y sutilezas de nuestro artista.

¿Una escoba dejada a un lado en medio de la tarea?

¿Un gatito presto a defenderse?

¿Una jaula abierta con un pájaro indeciso observando la escena?

¿Y la pareja de jóvenes entre la sombra y el anonimato, de qué hablan?

Samuel van Hoogstraten fue un pintor extremadamente virtuoso, pero también dejó acertijos que bien sabía que nunca los podríamos develar.

Un gran ilusionista.

Falleció joven,  a los 51 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s