ENTREVISTAS: ANNA PINOTTI – “Me propongo hacer al lector parte activa para que el poema se abra”

por MAXIMILIANO CURCIO

Ph: Mariano Dejean

Ph: Mariano Dejean

ACERCA DE LA AUTORA

Anna Pinotti nació en Montevideo, Uruguay en 1973.

Dirige el ciclo de poesía Malverso y coordina talleres de producción poética en la ciudad de la Plata, donde reside. Integra la colectiva de mujeres escritoras y editoras de La Plata, 2018. Es parte de Insurrecta, concierto de poesía a 4 voces.

Publicaciones:

Cataratas, Colección El Don Vedado (Editorial Yügen, 2004) (poesía) 

Para el orden de la orden (La mariposa y la iguana, 2013 – poesía) 

Qué cuerpo para qué momento, (La mariposa y la iguana, 2013 – colección de ensayos praxis) 

De mala gana, (La mariposa y la iguana, 2015 – poesía).

  • Contame acerca de tu proceso de escritura. ¿Seguís alguna pauta determinada? ¿Qué disparadores utilizás a la hora de crear?

Respecto al proceso de escritura fue variando. Al comienzo organizaba rutinariamente el espacio para escribir. Con los años me di cuenta que el proceso no empezaba ni terminaba en el momento mismo de escribir, sino antes durante y después del mismo. Leer poesía y ver cine han sido además de mis maestros y amigos poetas, las mejores herramientas con las que cuento. Un archivo personal que porto siempre para pensar/escribir. Las ideas aparecen primero como una intuición, luego se hacen tangibles cuando la palabra aparece y se suma. La construcción comienza inesperada y sin falla. Luego el poema y otro lugar para acceder a lo escrito, y no tanto a lo que quise decir, muchas veces me pasa. Generalmente el texto sabe más del invento que yo. Abordo el escrito como un mecanismo. Ajusto y a veces logro un poema. Mis motores o disparadores siempre rodean la sorpresa de lo que supone un orden, y la insistencia ante lo que se sabe no funciona y se vuelve. Un zoológico la humanidad pienso y escribo.

  •   ¿Qué sensaciones buscás despertar en tus lectores?

Cuando en el proceso de trabajo aparece el lector como un actor necesario, me propongo conmoverlo, provocarlo, hacerlo parte activa y necesaria para que el poema se abra, se haga voz en otros.

  • ¿Cuáles son tus influencias artísticas desde otras disciplinas a la hora de componer poesía?

Las influencias a la hora de componer son variadas a medida que los años me acompañan. Fuera de la literatura, el cine y la filosofía contemporánea son herramientas necesarias para mi composición actual. En cine el director Yorgos Lanthimos, por ejemplo. En filosofía contemporánea Alain Badiou, y Slavoj Zizek. Una mezcla estética que me aporta el ser consciente de la problemática de mi tiempo. Me parece fundamental en mi trabajo poético la evidencia de época.

  • Hace un par de años trabajas con una editorial independiente y autogestiva, Ediciones La Mariposa y la Iguana. ¿Cómo ha sido la experiencia?

A la hora de pensar un libro, proceso que concluye en la elección de una editorial, prefiero sea una editorial con la que concuerde en su estética y su línea política. He tenido la suerte que mis últimos libros fueron publicados por la Ed. La mariposa y la Iguana. Espacio con el que concuerdo en la dinámica de distribución y el saber de las editoras al momento de vender el libro. Además tuve la oportunidad de presentar no solo el texto sino el concepto entero de mi propuesta poética, desde las tapas, la tipografía, el formato en general. Sabemos que no es fácil publicar un libro, por lo general el autor es quien costea los gastos de publicación. En mi caso, mis editoras fueron quienes asumieron ese gasto, ese riesgo, dándome como autora la oportunidad de ser parte de los títulos que propone la editorial.

  • Contame acerca de tus talleres de experimentación e investigación poética en La Plata. ¿Cómo llevás a cabo tu actividad docente?

La poesía creo se aprende con poetas, en la práctica sobre la propia producción. Es por esto que hace varios años, tomé la aventura del trabajo con otros en el taller de producción poética Malverso. El espacio pretende un recorrido por la historia de la literatura y otras prácticas de arte, según las necesidades y búsquedas de quienes participan. El trabajo si bien puede ser grupal o individual, mantiene la dinámica de pensar cada búsqueda como única, y por lo tanto demanda un trabajo puntual de influencias métodos prácticas en cada propuesta. El encuentro con la materialidad de lo dicho, las fórmulas y herramientas que a medida que avanza la búsqueda se evidencian, hace de la experiencia el fundamento el punto de partida para comenzar a escribir. El proceso se procesa, único y personal para que el invento suceda. No es tan fácil escribir un poema, no se trata de rimar o enumerar frases bonitas. El poema aparece cuando se trabaja para encontrarlo. En el taller se aprende ese trabajo de búsqueda que no termina nunca.

  • ¿De qué se tratan los ciclos poéticos de Malversa y el grupo poético Insurrecta?

Dada la necesidad de diálogo con mis contemporáneos poetas surge en el año 2013 Malverso Espacio de Poesía. La propuesta se presenta en 3 plataformas, una virtual, publicando durante 5 años consecutivos poesía de poetas vivos. Abarcando el trabajo de escritores nacionales e internacionales, bajo el título: Poeta Malverso de la Semana.

La segunda plataforma es presencial, llevando adelante lecturas en vivo, proponiendo como cierre una conversación con los invitados y el público. La conversación gira en torno a las problemáticas que como escritores de poesía nos compete. Puedo agregar que surgen debates más que interesantes. En lo personal creo que son necesarios los espacios de encuentro más allá del texto. La tercera plataforma es Malverso Taller de Producción Poética, donde como dije anteriormente es el espacio de trabajo formal y estético sobre la propia producción.

Estos diálogos me aportan ideas en lo que a mí búsqueda poética refiere y más allá también. La variedad de experiencias invitan a generar espacios nuevos. Es así como comienzo a ser parte de Insurrecta, concierto de poesía a 4 voces. La idea surge más que nada de la sensación de aburrimiento que nos generaban las lecturas en vivo. Pensamos que la palabra dicha pretende un espacio único donde mostrarse. 

Con esta consigna comenzamos el trabajo del primer volumen de Insurrecta, bajo el título Mordí la mano. En este caso nos propusimos una composición poética con poemas de mujeres poetas de todos los tiempos, pusimos en diálogo a Emily Dickinson con Elena Annibali, y poemas propios, por dar un ejemplo. Cada poema fue tejido consistente y abriendo a otra aventura lo escrito, logrando un texto donde el autor se diluye en pos de lo dicho. El trabajo en equipo ha sido para mí un gran logro, una experiencia que me permitió otro tipo de abordaje, otra manera de leer y ocupar y pensar el cuerpo en escena. Mis compañeras Fedra Spinelli, Claudia Sobico y Pamela Terlizzi Prina han sido y siguen siendo los hilos esenciales que hacen a la red significante que logramos con Insurrecta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s